Palco

El expresidente del Barça José Luis Núñez / FCB

El expresidente del Barça José Luis Núñez / FCB

Núñez implantó el modelo de fichajes que imitó Florentino Pérez

El presidente que aplicó sus conocimientos empresariales a la gestión del Barça

Oriol Quintana

04.12.2018 01:24h

3 min

José Luís Núñez (Barakaldo, 1931) fue el presidente del Barça más longevo de la historia con 22 años en el cargo. Con él, la entidad azulgrana creció hasta convertirse en una referencia mundial del fútbol. Este lunes ha muerto a los 87 años.

El empresario cogió las riendas del club en 1978 y dimitió en el año 2000. Lo sucedió Joan Gaspart que no consiguió mantener el legado del constructor y que abrió las puertas a la presidencia de Joan Laporta.

Núñez dejó en las vitrinas azulgranas 27 títulos en 22 años. Siete Ligas, seis Copas del Rey y una Copa de Europa fueron sus logros futbolísticos más destacables. Las secciones también se codearon con la abundancia bajo su mandato.

Fichajes de primer nivel

Sus primeros años no fueron fáciles, el presidente tenía una misión complicada: gestionar el fin de Johan Cruyff como jugador culé. El primer gran refuerzo que heredó el 9 de Cruyff fue el Bota de Oro y goleador austriaco Hansi Krankl. Un fichaje que supuso el pistoletazo de salida a una política de fichajes basada en contratar grandes estrellas para expandir la imagen del club. Estrategia esta que, posteriormente, imitó Florentino Pérez con el Real Madrid de los galácticos. 

José Luis Núñez en una imagen de archivo durante sus últimos años / EFE

José Luis Núñez en una imagen de archivo durante sus últimos años / EFE

Caso aparte fue la llegada de figuras de máximo nivel como Diego Armando Maradona con una contratación récord en 1982 con una compra de 1.000 millones de pesetas (unos 6 millones de euros). Un par de años antes fue el turno de Bernd Schuster, que por problemas con las lesiones nunca llegó a cuajar.

También bajo el mandato de Núñez llegaron las figuras del Dream Team como Koeman, Laudrup, Stoichkov o Romario. Con la consecución de la Copa de Europa, el Barça se convirtió en un club global y eso facilitó la llegada de jugadores como Ronaldo, Rivaldo, Cocu o Figo. El presidente y empresario firmó más de 100 jugadores.

El 'Dream Team' de Cruyff

Uno de los momentos más gloriosos del empresario fue el Dream Team y la primera Copa de Europa de la historia del club. En mayo de 1988, Johan Cruyff firmó como nuevo entrenador del Barça. A partir de ese momento la historia del club azulgrana cambió.

El entrenador holandés asumió el reto de “devolver el club donde tiene que estar” y lo consiguió. Fue el noveno entrenador de la etapa Núñez tras Luis Menotti, Terry Venables y Luis Aragonés.

Johan Cruyff y José Luis Núñez cuando todavía se llevaban bien / EFE

Johan Cruyff y José Luis Núñez cuando todavía se llevaban bien / EFE

Con él, y gracias en buena medida a Cruyff, el club consiguió un estilo propio y llegó a levantar 11 títulos. Entre ellos, cuatro ligas y una Copa de Europa. La relación Cruyff-Nuñez aguantó ocho años hasta que finalmente terminó la temporada 1995-1996.

Un empresario al mando

Núñez no solo fue presidente del Barcelona sino que también un gran empresario. Sus conocimientos empresariales los aplicó a la gestión del club para potenciar al máximo la economía culé.

En 1979, consensuó la primera auditoría entre la directiva entrante y la saliente. El resultado fue una deuda de 792 millones de pesetas. También se necesitaron 150 millones más para afrontar una reparaciones urgentes e inaplazables del Camp Nou.

José Luis Núñez y Johan Cruyff celebran la conquista de la primera Copa de Europa / EFE

José Luis Núñez y Johan Cruyff celebran la conquista de la primera Copa de Europa / EFE

“Si un Barça viable en lo económico, no seremos nada. Yo no sé gestionar la ruina”, dijo José Luis Núñez. Así pudo revertir la situación. Al final del ejercicio, el club contaba con un superávit de 174 millones de pesetas. Eso le dio una cierta autoridad moral que, junto a la austeridad, le acompañó hasta el final de su mandato.

La creación de La Masía, su gran obra 

Con este modelo consiguió la fidelidad de la mayoría de socios. El Barça era de primer nivel y recibió grandes inversiones que se invirtieron en la construcción de La Masía en 1979, el Miniestadi en el 1982 o el Canal Barça TV en 1997. Con sus luces y sombras, el Barça de Núñez dio el salto a la primera línea mundial.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.