Palco

El estadio Olímpic Lluís Companys en Montjuïc, posible hogar temporal del Barça de Laporta / Culemanía

El estadio Olímpic Lluís Companys en Montjuïc, posible hogar temporal del Barça de Laporta / Culemanía

Los obstáculos del Barça para trasladarse a Montjuïc

La entidad culé todavía no ha decidido moverse al otro estadio

Ángel Álvarez

26.03.2022 00:11h

3 min

El FC Barcelona afronta un año clave en su futuro. La entidad azulgrana quiere iniciar las obras del Espai Barça en verano, aunque todavía deben esperar por los permisos municipales y la financiación para emprender el ambicioso proyecto. Esa construcción se espera que pueda finalizar en el 2025, pero para ello deben estar una temporada fuera del Camp Nou. La principal opción es el traslado a Montjuïc, lo cual supone una serie de esfuerzos por parte del club.

Recreación virtual del nuevo Camp Nou, dentro del proyecto Espai Barça / FCB

Recreación virtual del nuevo Camp Nou, dentro del proyecto Espai Barça / FCB

Laporta, presidente del Barça, señaló en una entrevista en Barça TV que “la opción más viable y más lógica es Montjuïc”. La intención es que la mudanza al Olímpic Lluís Companys solamente sea por un año, en específico la temporada 2023-24, lo que representaría un gasto de 20 millones de euros para la institución catalana. Si bien se trata de la alternativa más directa, la gran realidad es que tendrán que superar varios obstáculos para adecuar ese recinto con las condiciones ideales, tanto para los fanáticos culés como para las respectivas competiciones que se deban disputar.

El traslado a Montjuïc

Uno de los puntos más importantes para la directiva de Laporta es resolver el acceso y movilidad de los aficionados del FC Barcelona que quieran disfrutar de los partidos. Montjuïc cuenta con muchas zonas para aparcar, recordando que durante de una década fue la casa del RCD Espanyol, pero igualmente se trata de una masa de seguidores inferior al de la entidad azulgrana. Eso provoca que deban tomar previsiones y así facilitar la circulación de las personas que vayan al estadio.

Uno de los planes que pueden ser claves para el Barça es la utilización de autobuses lanzaderas, los cuales podrían partir desde Plaza España. La única duda que existe con respecto a esto es si terminarán cobrando a los aficionados que decidan desplazarse por esa opción, aunque lo más probable es que sea el caso contrario. Cabe recordar que la idea del club es hacer una rotación de asientos por los 83.500 abonados que hay actualmente, debido a que el Olímpic Lluís Companys solo tiene capacidad para un total de 55.000 espectadores.

Los cambios en el recinto

Del mismo modo, se debe destacar que el FC Barcelona tendrá que hacer una serie de modificaciones para que el estadio en Montjuïc tenga las condiciones necesaria de cara a albergar los compromisos del conjunto dirigido por Xavi Hernández. Uno de esos puntos es el engramado del recinto, que probablemente deba cambiarse por el que se usa el Can Barça, el cual es un césped híbrido desde hace más de cinco temporadas.

En el listado también se encuentra el apartado de la iluminación, que tiene que estar acorde a las exigencias de la Liga y los torneos de la UEFA. Así como realizar cambios en cuanto a ciertas áreas del estadio, como es el caso de: sala de prensa, zona VIP y vestuarios. Otro asunto que igualmente está siendo estudiado es la posición de ciertos asientos, en específico los que están exactamente detrás de las porterías, los cuales no proporcionan una visión clara de lo que sucede en el terreno de juego; para ello podría darse el caso de una modificación sustancial, que estaría relacionada con quitar la pista de atletismo, pero evidentemente eso supone que el Ayuntamiento debe acceder a ese plan.

Estadi Olímpic Lluís Companys en Montjuïc, Barcelona / ARCHIVO

Estadi Olímpic Lluís Companys en Montjuïc, Barcelona / ARCHIVO

Todavía hay dudas en el Barça

A pesar de las palabras del presidente de la entidad, todavía hay dudas en torno a tomar definitivamente la alternativa de jugar en Montjuïc. Fuentes del club indican a Culemanía que no hay “nada cerrado” y que solo es una “opción”. Lo primero que estudian es el tema de los gastos, siendo los 20 millones de euros una cifra que deja dudas en el club catalán. La otra vía que podría utilizar el Barça es ampliar el Johan Cruyff, aunque eso parece un escenario improbable por los problemas de movilidad que representaría en Sant Joan Despí. Importante decisión que se posa sobre la directiva de Laporta.

 
Hoy destacamos