Palco

José Elías en imagen de archivo / EFE

José Elías en imagen de archivo / EFE

Una opa complica a José Elías la fusión de una filial de Audax Renovables

Rocío Servicios Fotovoltaicos tenía un acuerdo desde junio con Ezentis

Redacción Culemanía @culemanias

24.11.2021 09:02h

1 min

José Elías, presidente de Audax Renovables y máximo avalista de la junta directiva que preside Joan Laporta, ha rechazado la fusión entre Ezentis y Rocío Servicios Fotovoltaicos porque la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) exigía una opa.

Según informa Cinco Días, Ezentis ha cancelado el proceso para absorber Rocío Servicios Fotovoltaicos, la antigua Audax Green. El pasado viernes, la compañía informó a la CNMV de que el consejo de administración había paralizado el proyecto común de "fusión absorción" que había pactado el pasado junio.

El precio de la compra

Ezentis explicó que la CNMV exigió una opa por Rocío, la filial de Audax Renovables, opción que rechazó la compañía.

El precio de la compra quedó cifrado en 203,5 millones de euros de valor nominal y contemplaba la compra de 226.107 acciones de Ezentis, de 0,30 euros de valor nominal cada una, por cada participación social de Rocío, de un euro de valor nominal cada una. Rocío tiene un capital social formado por 3.000 participaciones.

Eléctrica Nuriel

La operación fallida suponía la entrega al socio único de Rocío, José Elías, de un 60% del capital social de Ezentis. Hace unos meses, el mismo Elías había adquirido, a través de Eléctrica Nuriel, un 28,571% del capital social de la empresa.

Elías es el máximo avalista de Laporta. Sus apariciones públicas son escasas, pero la semana pasada habló del Barça, de Leo Messi y, sobre todo, de Goldman Sachs. "Quiero aclar que Goldman Sachs no deja dinero al Barça. Busca una serie de inversores que compran un bono y hace de inermediario. A Goldman Sachs no le interesa el Barça; le interesa el dinero", dijo Elías en declaraciones a Catalunya Ràdio.

La jubilación de Messi

El propietario de Audax Renovables recalcó que no tiene "ningún interés en dirigir al Barça", y añadió que el futuro económico del club pasa por la remodelación del Camp Nou para generar nuevos recursos. Más sorprendentes fueron sus declaraciones sobre Leo Messi, de quien dijo: "El Barça tenía que haber vendido a Messi un año antes. Yo no quería que se jubilara en Barcelona".

 

 
Hoy destacamos