Palco

Joan Laporta y Xavi Hernández, presidente y entrenador del Barça / EFE

Joan Laporta y Xavi Hernández, presidente y entrenador del Barça / EFE

Las palancas liberan de presión al Barça con las salidas

La entidad presidida por Laporta podrá asumir una parte del salario de algunos descartes

Ángel Álvarez

05.07.2022 01:02h

2 min

La ‘operación salida’ del FC Barcelona todavía no ha arrancado de forma definitiva. El club azulgrana quiere salir de muchos jugadores que no cuentan para el proyecto de Xavi Hernández. Aunque muchos de ellos cuentan con el problema de su gran salario, que dificulta en exceso la posibilidad de encontrar un equipo, ya sea por una cesión o traspaso definitiva. Sin embargo, dicha situación podrá cambiar de forma favorable en las próximas semanas, debido a que la activación de las palancas permitirá a la junta de Joan Laporta liberarse de esa presión.

El mandatario del Barça dio pistas de los planes que se avecinan en la directiva en unas declaraciones compartidas durante un acto en la Casa SEAT. “Si resultan las cosas como queremos, podremos activar esta segunda palanca. Y con ello podremos entrar en la dinámica de fichar a jugadores para que puedan ser inscritos y también darle una salida a los que no cuentan para el entrenador, respetando su condición de jugadores del Barça”, expresó.

Dichas palabras implican que la venta del 15% de los derechos de TV permitirá mover de manera contundente la ‘operación salida’ con esos casos que se han dificultado para la directiva azulgrana. Cabe recordar que la entidad espera conseguir hasta 400 millones de euros con la venta de ese patrimonio, por lo que volverán a estar en una situación más favorable en el apartado económico.

El Barça podrá salir de varios descartes

Esa situación en concreto se interpreta de la siguiente forma: el FC Barcelona, al tener esa futura inyección de capital, podrá equilibrar las cuentas y con ello salir de los fondos propios negativos. Un ejemplo de lo que supone esto es que el club podría inscribir a Ousmane Dembelé sin tener regirse por la regla del 3x1, por lo tanto, ya no existe la imperiosa necesidad de desprenderse de los salarios de esos jugadores que forman parte de la lista de descartes.

En resumen, la directiva de Laporta ahora tendrá una tarea mucho más sencilla para encontrar la salida de esos futbolistas en concreto, debido a que se podrán conformar con salir de un porcentaje de su sueldo, la cual asumiría el otro equipo, mientras ellos se hacen cargo de la otra parte. Esto podría darse con los casos de futbolistas como Clement Lenglet, Neto, Samuel Umtiti, Martin Braithwaite o Miralem Pjanic. Nombres que suponen una gran carga para la entidad.

Samuel Umtiti estrecha la mano de Laporta en presencia de Rafa Yuste / FCB

Samuel Umtiti estrecha la mano de Laporta en presencia de Rafa Yuste / FCB

La última carta sobre la mesa

En caso que la situación no llegue a prosperar en cuanto a las cesiones, el Barça podría optar por una medida más radical: la rescisión de los contratos. Esta opción no suele ser común, porque implica que la junta deberá hacerse cargo del restante del sueldo del jugador en contrato, a menos que se llegue a un acuerdo para que solamente sea una parte y no la totalidad. Pero se trata de un escenario que pocas veces se ha visto.

La última vez que el FC Barcelona utilizó esa alternativa fue con la rescisión contractual de Matheus Fernandes, en donde se negaron a pagar el sueldo de los años restantes de su contrato. El brasileño decidió asesorarse con sus abogados, pero a día de hoy no existe un problema judicial para la entidad culé. Ese caso fue bastante concreto por el nulo protagonismo que tuvo en el primer equipo.

 
Hoy destacamos