Palco

Pep Segura en una rueda de prensa con el FC Barcelona / EFE

Pep Segura en una rueda de prensa con el FC Barcelona / EFE

Pep Segura y el Barça acuerdan la rescisión de su contrato

El leridano dejará el club catalán después de cuatro años en la dirección deportiva

Pau Beya Acero

26.07.2019 13:42h

2 min

Se acabó. El FC Barcelona confirmó este viernes lo que era un secreto a voces: la segunda etapa de Pep Segura en el club catalán ha llegado a su fin. Como anticipó Culemanía el pasado martes, ambas partes han llegado a un acuerdo para rescindir el contrato del leridano cuatro años después de su llegada.

El técnico regresó al Camp Nou tras las elecciones de 2015, de la mano de Albert Soler. Entonces se convirtió en el secretario técnico del fútbol formativo. Dos años después, en 2017, fue nombrado mánager general del fútbol, dejando su anterior cargo en las manos de José Mari Bakero Guillermo Amor.

Segura estaba cuestionado desde que acabó la última temporada, pero el detonante fue el fichaje de Patrick Kluivert como nuevo director de La Masia. Esta parcela dependía del leridano, que no estaba de acuerdo en la limitación de sus funciones. Un día después del anuncio del holandés, se produjo la salida de Pep Segura.

Conflictos internos

El regreso del exfutbolista tan solo fue la gota que colmó el vaso. Tanto desde la oposición como desde dentro del club cuestionaban su gestión del fútbol base. Uno de los pocos valedores que tenía dentro de la junta directiva, Jordi Mestre, dimitió a principios de julio, por lo que Segura perdió a uno de sus grandes apoyos.

Jordi Mestre en una rueda de prensa del FC Barcelona / EFE

Jordi Mestre en una rueda de prensa del FC Barcelona / EFE

Llegó a pensar en presentar la dimisión horas después del adiós del empresario. Nunca llegó a hacerlo, pero sí que tuvo una conversación con Josep Maria Bartomeu en la que puso su cargo a disposición del club. Entonces, entre la marcha de Mestre, la inminente presentación de Frenkie de Jong y el cierre del ejercicio económico 2018-19, se demoró su despedida para evitar más ruido del necesario.

Si Mestre era su gran apoyo y el principal valedor, Segura tenía en Javier BordasSilvio Elías Xavier Vilajoana a sus grandes detractores. Criticaron su gestión de La Masia y también su trabajo como mánager del fútbol profesional. Finalmente, ya sin la oposición de Mestre, se impusieron y lograron la marcha del leridano.

Los motivos

Son muchas las decisiones de Segura que han sido cuestionadas y que han acabado con su cargo. La última polémica se produjo en invierno, cuando el FC Barcelona necesitaba un delantero centro que pudiera reemplazar a Luis Suárez. Había voces dentro de la directiva que apostaban por Álvaro Morata, pero finalmente llegó Boateng. El rendimiento que ha ofrecido el ghanés ha sido decepcionante.

Boateng disparando a portería en el Huesca - Barça / FC Barcelona

Boateng disparando a portería en el Huesca - Barça / FC Barcelona

A los fichajes más cuestionables que se han producido en los últimos años hay que sumar la fuga de talentos de La MasiaXavi Simons fue el último, pero durante su mandato se han marchado futbolistas tan prometedores como Mateu MoreyJordi Mboula, Robert Navarro Sergio Gómez. Algunos de ellos apuntaron directamente a Segura como motivo de su marcha.

Ahora, tras su salida, se prevé que sean Eric Abidal, actual secretario técnico, y Ramon Planes, la mano derecha del francés, quien tomen las responsabilidades que tenía Segura respecto al primer equipo.

 

 

Hoy destacamos