Palco

Una foto de Pep Segura, director deportivo del Barça / Twitter

Una foto de Pep Segura, director deportivo del Barça / Twitter

Pep Segura, el mejor vendedor de la dirección deportiva del Barça

El director deportivo azulgrana, muy cuestionado en la directiva, mantiene su cargo y ostenta el récord de ventas hasta la fecha

Claudia Granja @c_granjafranch

09.07.2019 02:49h

3 min

Pep Segura continuará en la dirección deportiva del Barça, al menos, hasta que finalice el mercado de verano. Los fichajes son la prioridad actual en la entidad azulgrana y pese a la dimisión de Jordi Mestre el pasado miércoles y las dudas que generó dicha decisión en la junta directiva y en la dirección deportiva, la estricta actualidad obliga a Segura y Bartomeu a mantener el rumbo fijado hasta, como mínimo, el 31 de agosto. 

Su figura ante algunas voces con autoridad en la junta está en entredicho, pero Bartomeu ha impuesto su criterio. Tras la salida de Mestre, Pep perdió a uno de sus principales valedores, pero el presidente supo reconducir una situación que podría haberse complicado de no haberlo corregido de inmediato. Bartomeu demostró mano izquierda y puso fin a una posible crisis interna que hubiera debilitado al club a ojos de sus competidors en el mercado y también hubiera mermado la percepción de entereza a los ojos de las posibles incorporaciones.

Pep Segura, Bartomeu, Óscar Grau (Barça) y De Jong en la firma del acuerdo / TWITTER

Pep Segura, Bartomeu, Óscar Grau (Barça) y De Jong en la firma del acuerdo / TWITTER

Pese a que algunas informaciones aseguraron que Segura había presentado su dimisión el pasado viernes ante Bartomeu, fuentes consultadas por Culemanía descartaron lo ocurrido. Segura nunca presentó formalmente la renuncia a su cargop y tan solo se reunió con Bartomeu para analizar la situación sin Mestre, con el mercado muy agitado y las incorporaciones sin cerrar. El presidente azulgrana, por su parte, defendió su figura y le dio crédito hasta que, al menos, acabe está ventana.

Los argumentos

Y es que pese a que su rol está muy cuestionado en todas las esferas del club, Segura cuenta con el crédito que le ha dado el examen más difícil que ha realizado hasta la fecha: dar salida a distintos jugadores para cuadrar las cuentas antes del 30 de junio, un objetivo que cumplió notablemente. Sin embargo, muchos no olvidan la nefasta gestión en materia de fichajes en el mercado de invierno. 

Los dos refuerzos del primer equipo, Jeison Murillo y Prince Boateng, llegaron bajo su supervisión y mandato. Dos jugadores que apenas contaron para Ernesto Valverde y que nunca fueron una alternativa real para los titularísimos Piqué y Lenglet. A ello se le suman las críticas externas sobre el cambio de filosofía en el fútbol base. En concreto, en el Área de Metodología de entrenamiento que estaba bajo la supervisión de Joan Vilà, Paco Seirulo, Emili Ricart y Víctor Sánchez, hasta hace poco y que crearon en 2011 Guardiola y Zubizarreta. Según señalaron fuentes cercanas semanas atrás, Segura decidió en 2015 cambiar una parte de los entrenamientos de las distintas categorías inferiores así como también el perfil de delanteros que ficharía a partir de ahora el conjunto catalán. 

Una foto de Pep Segura, director deportivo del Barça / Twitter

Una foto de Pep Segura, director deportivo del Barça / Twitter

Las llegadas no han sido buenas, pero en materia de salidas --una asignatura siempre pendiente en Can Barça-- ha mejorado ese aspecto junto a Planes y Abidal. Bajo el mando de Segura, el Barça ha obtenido beneficios récord por sus jugadores. En concreto, el verano de 2018 a partir de julio, el mercado de invierno de 2019 y el mercado de verano hasta el 30 de junio--todos computan en el mismo ejercicio-- se han obtenido cifras record: 226 millones por un total de 14 jugadores entre ventas y cesiones, desde Paulinho (50M+5,5 de cesión, Guangzhou), Cillessen (35M, Valencia), Yerry Mina (30,2M, Everton), André Gomes (25M+2,25, Everton), Alcácer (23M+2, Borussia Dortmund), Digne (20,2M, Everton), Denis Suárez (12,9M + 2,5, Celta), Aleix Vidal (8,5M, Sevilla), Marlon (6M, Sassuolo), Arnáiz (5M, Leganés), Marc Cardona (2,5M, Osasuna), Cucurella (2M, Eibar), Munir (1M, Sevilla) hasta Ruiz de Galarreta (0,5M Las Palmas), de momento.

La comparación

Más de 220 millones que ahora podrían superarse rápidamente si se concretan ventas como las de Samuel Umtiti, Philippe Coutinho, Ivan Rakitic o incluso Ousmané Dembelé. Un montante que contabilizaría para el ejercicio 2019-20 y que podría superar todo este trabajo con apenas tres salidas. A falta de ver qué ocurre, las comparaciones con su precedesores son apabullantes.

Durante el mandato de Laporta, Txiki Begirstain consiguió el récord de ventas hasta ahora. De 2003 a 2010 encabezó el departamento y consiguió en siete años 134 millones de euros. Un puesto que heredó Andoni Zubizarreta con la llegada de Rosell a la presidencia. Durante cuatro temporadas, el exguardameta azulgrana consiguió 184 millones de euros en ventas. Por último, Robert Fernández, que nunca fue director deportivo pero sí secretario técnico de 2015 a 2018, firmó 83 millones en tres campañas de ventas reales, ya que la salida de Neymar por 222 millones de euros no se aplica al ser por pago de la clásula de rescisión. 

De momento, Segura mantiene el crédito y supera con creces a sus sucesores. Ahora, llega el momento crucial. Comprar barato y vender caro.

 

Hoy destacamos