Palco

Gerard Piqué en una imagen de archivo / EFE

Gerard Piqué en una imagen de archivo / EFE

Piqué obliga a reformar el código interno del Barça

El club azulgrana ha añadido cláusulas muy concretas en los contratos de los nuevos futbolistas

Pau Beya Acero @pbeya96

11.01.2020 11:30h

2 min

Gerard Piqué no deja indiferente a nadie. Ha sido clave en los éxitos del FC Barcelona en la última década. Cogió el testigo de Carles Puyol, por su lado han pasado Mascherano, Umtiti Lenglet, pero él ha perdurado. Él, Sergio Busquets Leo Messi son los únicos jugadores que fueron importantes en el sextete y siguen en el equipo actualmente.

Hay un Piqué dentro de los terrenos de juego y otro fuera de ellos. Su rendimiento sobre el verde es intachable. Sus actuaciones fuera de él despiertan controversia. La producción del documental de Griezmann o su involucración con la Copa Davis son acciones que no gustaron nada en el seno del club. Y la entidad ha tratado de ponerle remedio.

Redes sociales

Las actividades del zaguero fuera de los estadios han llevado al FC Barcelona a empezar a implementar unas cláusulas anti-Piqué. Condiciones en los contratos de los futbolistas para impedir que hagan todo aquello que ha hecho el central azulgrana a su antojo y que más de una vez ha causado resquemor en los despachos.

Piqué en un acto del Barça Studios / EFE

Piqué en un acto del Barça Studios / EFE

El club catalán quiere, por ejemplo, controlar el uso de las redes sociales de sus jugadores. Se prohíbe su utilización mientras el jugador esté bajo su disciplina. Sobre todo durante partidos, entrenamientos y concentraciones. Además, se les anima a evitar comentarios técnicos, deportivos o sociales, algo que se produce también en las comparecencias públicas o durante sus entrevistas.

Se les priva de difundir fotografías hechas en lugares donde el público no tiene acceso, como entrenamientos, vestuario u hoteles de concentración. Medidas que, más allá de ser anti-Piqué, son también pro-Barça Studios. El club quiere explotar tanto como pueda el contenido digital de sus jugadores y, en consecuencia, limita sus apariciones en las redes sociales.

Exclusividad

Asimismo, desde el pasado verano, la entidad azulgrana obliga a todo aquel jugador que firme un nuevo contrato a comprometerse a una dedicación exclusiva al fútbol que le impide compatibilizar su vida como jugador con otra actividad profesional. A no ser que el FC Barcelona se lo autorice expresamente.

Gerard Piqué en el palco de la Copa Davis / EFE

Gerard Piqué en el palco de la Copa Davis / EFE

Se evitarían, de esta forma, declaraciones como las de Piqué hace unos meses, en las que aseguraba que apenas dormía cuatro o cinco horas y que estaba completamente centrado en su proyecto de la Copa Davis. El club considera que el Barça merece todo el tiempo en el día a día de los jugadores.

Piqué marca tendencia. También para todo aquello que no deben hacer los jugadores del FC Barcelona. A partir de ahora, la entidad catalana prohíbe compaginar tareas profesionales y hacer un uso excesivo de las redes sociales.

 

Hoy destacamos