Palco

Xavi aplaude el esfuerzo de sus jugadores en el triunfo contra el Galatasaray / EFE

Xavi aplaude el esfuerzo de sus jugadores en el triunfo contra el Galatasaray / EFE

La planificación de Mateu Alemany para Xavi: cinco fichajes y un crack

El Barça encarrila la plantilla de la próxima temporada en una semana decisiva

Víctor Malo @VMalo8

18.03.2022 04:38h

5 min

Vivos en la Europa League y con ganas de clásico. El Barça de Xavi Hernández mantiene la buena dinámica y ya encadena 11 partidos consecutivos sin conocer la derrota. Una racha que no se daba en el Camp Nou desde Ernesto Valverde, que también estuvo sin perder entre noviembre de 2019 y enero de 2020, cuando terminó siendo despedido tras caer contra el Atlético en la Supercopa de España. El equipo ha superado el primer reto de una semana decisiva y ya está en cuartos de final de una competición cuyo trofeo todavía no figura en las vitrinas del club pero que vendrá bien para recordar que "tuvimos una mala época". Toca culminar contra el Real Madrid y confirmar las buenas sensaciones. 

Unas sensaciones que el presidente Joan Laporta quiere que vayan a más la temporada que viene. Por este motivo, y pese a la importancia deportiva de los partidos contra el Galatasaray y el eterno rival, el director de fútbol, Mateu Alemany, no ha parado de trabajar en toda la semana en la configuración de la plantilla para la próxima temporada. A falta de confeccionar algunos detalles y con muchos nombres sobre la mesa, tanto a nivel de entradas como de salidas, Culemanía ha podido saber que el plan pasa por seis fichajes: cinco jugadores que sumen y un crack

Central, mediocentro y lateral derecho 

Si hace 10 días conocíamos el acuerdo para la incorporación de Christensen, esta semana se ha destapado la probable incorporación de Franck Kessié, cuyo acuerdo salarial también estaría cerrado para el próximo curso (aunque incluye una posible comisión de 10 millones para el agente del jugador). Un central y un mediocentro físico pero con gol son los primeros de esos cinco fichajes a los que se sumarán, como mínimo, tres más: un lateral derecho, un lateral izquierdo y un extremo. Además del probable regreso de Iñaki Peña para reforzar la portería.  

Andreas Christensen y César Azpilicueta, objetivos del Barça, en un fotomontaje / CM

Andreas Christensen y César Azpilicueta, objetivos del Barça, en un fotomontaje / CM

Para el lateral derecho hay dos candidatos y, según las fuentes consultadas, pueden llegar los dos: César Azpilicueta y Noussair Mazraoui. Uno de los dos, seguro, y Azpilicueta es el favorito, pero su salida del Chelsea todavía no está clara. Mazraoui, en cambio, es una oportunidad de mercado y parece más fácil cerrar su fichaje. La posibilidad de que lleguen los dos dependerá de las salidas que haya: si se van Sergiño Dest o Dani Alves pueden acabar llegando los dos. Especialmente con la salida de Dest, que es quien liberaría más masa salarial y puede generar un ingreso por su traspaso. 

Jordi Cruyff, en busca de laterales 

La del lateral izquierdo es una operación que de momento está en stand by, precisamente por esos movimientos que deben llevarse a cabo. En función del crack que llegue y del desembolso final que se haga, será una o otra la inversión en un lateral que le haga la competencia a Jordi Alba. Xavi, que es amigo del de L'Hospitalet, no es tan partidario de Gayà como Mateu Alemany. En esta posición mantienen algunas discrepancias ya que el entrenador sería más partidario de jugadores como Theo Hernández o Grimaldo. El cuarto en discordia, aunque con muchas menos opciones que los otros tres, es Raphael Guerreiro

Dembelé, desbordando a Gayá en el Valencia-Barça / EFE

Dembelé, desbordando a Gayá en el Valencia-Barça / EFE

Jordi Cruyff, que se ha convertido en la mano derecha de Mateu y en uno de los nuevos hombre de confianza de Xavi, tiene cada vez más poder en el Barça de Laporta. Su sentido común, el posado siempre prudente y el apellido que lleva le han hecho ganar galones de forma acelerada. Hasta el punto de que su opinión podría ser decisiva a la hora de elegir al candidato. Por este motivo, se desplazó el pasado martes a Amsterdam, donde pudo ver en directo a dos de los deseados: Mazraoui (Ajax) y Grimaldo (Benfica). La condición de canterano culé de este segundo le ayuda a ganar puntos. 

Extremo: Dembelé, Adama, Trincao o Abde

Para la posición de extremo también hay muchos interrogantes por resolver. En primer lugar, hay que ver qué pasa con Dembelé. Mientras no diga nada, se planifica contando con su marcha. En segundo lugar, hay que ver qué pasa con Trincao. Si los Wolves deciden ficharlo, el Barça aceptará ejecutar la opción de compra de Adama, de forma que se producirá un intercambio con beneficios contables: el Barça ingresará 30 millones de golpe y hará una inversión de 30 millones a pagar en varios años. Lo que desde el club tienen cada vez más claro es que si el Wolverhampton decide renunciar a Trincao, el Barça no pagará 24 millones por Adama --el precio que quedaría debido a la cláusula de penalización por no ejecutar la opción de compra de Trincao--, cosa que podría provocar que Trincao se quede en plantilla como sexto delantero o que, incluso, lo traspasen a otro clubes y concedan la oportunidad al joven Abde, cuya presencia en el primer equipo se ha esfumado

Adama Traoré y Francisco Trincao / CULEMANIA

Adama Traoré y Francisco Trincao / CULEMANIA

Crack: Haaland, Lewandowski, Salah o Lukaku 

Ya tendríamos cinco o seis fichajes de perfil medio, siete si contamos el regreso de Iñaki Peña, pero sigue faltando uno más. El delantero goleador. El crack. Y esta es, según informan fuentes del club a Culemanía, la otra gran obsesión que tiene Laporta entre ceja y ceja: fichar a un crack de primer nivel mundial. Es conocido que el gran deseado es Erling Haaland, porque encaja en el perfil de goleador que busca el club. El consenso en este sentido es total entre presidente, director de fútbol y entrenador. Sin embargo, su alta cotización en el mercado y la posición mucho más poderosa de Manchester City y Real Madrid a nivel económico hace improbable su llegada al Camp Nou

Por este motivo, el Barça baraja otras opciones y son solo tres los nombres que seducen al cuerpo técnico para ocupar ese vacío de súper estrella que dejaría Haaland. Los dos que más gustan son Robert Lewandowski, como ya avanzó Culemanía, que supone un perfil muy similar al de Haaland en el sentido de que es un goleador total, un especialista; y el otro es Mohamed Salah. Como última y cuarta vía para asumir ese rol de crack, el que también gusta es Romelu Lukaku, pero muy lejos de los otros tres citados. El Barça está dispuesto a entrar en la puja por el jugador del Chelsea, que podría tener que salir debido a la crisis económica del club tras la salida de Abramovich, pero el hecho de que tenga contrato hasta 2026 complica bastante esta posibilidad. Jugadores como Mané, Morata o Adeyemi están, por ahora, descartados. 

La delantera del futuro 

Como decíamos al principio, estas incorporaciones están supeditadas a muchas salidas. Hay un total de 15 futbolistas en propiedad del club susceptibles de ser vendidos y hasta 20 jugadores que pueden terminar saliendo este verano. De forma que la delantera del año que viene quedaría compuesta por Ferran Torres, Aubameyang, Ansu Fati, un crack --Haaland, Lewandowski o Salah--, uno o dos extremos más --Dembelé, Adama, Trincao o Abde-- y, tal vez, un nueve de urgencias como Memphis o Luuk de Jong, cuya continuidad no está descartada. Braithwaite está sentenciado y, probablemente, Memphis también. Lo que ocurra con Luuk dependerá de todos los demás; y del Sevilla

 
Hoy destacamos