Palco

Joan Laporta, en su primera rueda de prensa oficial como presidente del Barça / EFE

Joan Laporta, en su primera rueda de prensa oficial como presidente del Barça / EFE

La política de comunicación del Barça de Laporta genera las primeras tensiones

El nuevo Dircom del club deja sin turno de pregunta a varios medios y termina la rueda de prensa 10 minutos antes de lo previsto

Víctor Malo @VMalo8

28.05.2021 14:23h Actualizado: 28.05.2021 17:19 h.

2 min

Buena puesta en escena de Joan Laporta este viernes 28 de mayo en la primera rueda de prensa oficial del nuevo presidente del FC Barcelona. El abogado se siente cómodo ante los micrófonos y dio todas las explicaciones que le pidieron los medios. Incluso se quedó con ganas de hablar más, pero se lo impidió el nuevo Dircom del club, Álex Santos.

El jefe de comunicación del Barça dejó a muchos medios sin poder preguntar, entre ellos a Culemanía. Una vez terminado el acto, se generaron algunas tensiones. La primera, con el periodista Hernán Muñoz Ratto, de Associated Press.

Muñoz Ratto trató de hacer una pregunta en inglés cuando ya se había terminado la rueda de prensa y por inercia le facilitaron un micrófono. Al levantar la voz sin tener el turno de palabra adjudicado, Álex Santos intervino para recordar que “la rueda de prensa ha terminado”. Laporta, dubitativo, hizo amago de contestar al periodista en varias ocasiones y estuvo a punto de hacerlo. “Es una pregunta en inglés, no hay problema”, dijo. Santos repitió: “La rueda de prensa ha terminado”. Y Laporta zanjó el tema en inglés y con humor: “Él es el jefe, él manda”.

"Bronca como si estuviésemos en la escuela"

Posteriormente, Santos llamó a este periodista a una sala a parte y, según ha comentado a Culemanía, recibió “una bronca como si fuese un maestro de la escuela”. “Llevo más de 15 años cubriendo la información del Barça y no tiene sentido que no me dejen preguntar”, se quejó Muñoz Ratto, molesto con una política de comunicación que coordinan entre Santos y Jordi Finestres.

Posteriormente, los periodistas Adrià Soldevila (Goal) y Sergi Escudero (EFE) fueron a pedir explicaciones a Santos porque también se quedaron sin turno de palabra. El Dircom del club alegó que a menudo se “saltan los filtros de comunicación” y que en lugar de preguntarle a él se dirigen directamente a los empleados y directivos de la entidad.

Joan Laporta en la Fábrica Moritz junto a su nuevo Dircom, Álex Santos / CULEMANIA

Joan Laporta en la Fábrica Moritz junto a su nuevo Dircom, Álex Santos / CULEMANIA

Los dos periodistas explicaron posteriormente lo sucedido en el programa Què t’hi jugues de Ser Catalunya y Escudero comentó una agravante en su caso: “Hay que tener en cuenta que Santos ha trabajado durante más de 20 años en el mismo medio donde estoy yo”. Posteriormente, Santos trató de regatear y quiso aclarar que el quedarse sin turno no era ningún castigo por llevar a cabo este tipo de prácticas, las habituales en periodismo, y que el motivo fue que no había turno para todos.

Incómodos con la línea editorial

Ese fue el argumento que Santos ofreció a Culemanía para justificar que también nos hubiésemos quedado sin turno de pregunta, aunque también añadió un argumento alternativo sobre la incomodidad que generan muchos artículos del medio. Pese a ello, insistió en que la línea editorial no era el motivo para dejarnos sin turno, sino la gran presencia de medios y las jerarquías de los que tienen más historia sobre los nuevos.

En su defensa, Santos expuso que esta rueda de prensa, pese a ser la primera oficial, no estaba prevista inicialmente y se pretendía que durase solamente una hora. Al final decidieron que durase hasta las 13:00 horas aunque la realidad es que la dieron por terminada a las 12:50, 10 minutos antes de lo previsto, dejando a muchos medios sin pregunta. Otro de los que se quedó sin preguntar fue Raffaele Riverso, de Tuttosport.

Finalmente, el Dircom azulgrana reconoció que la próxima rueda de prensa, ya con la auditoría económica publicada, será mucho más larga (al menos, dos horas) y podrán intervenir todos los medios. Habrá que ver si cumple su palabra después de un estreno trastabillado.

 
Hoy destacamos