Palco

Joan Laporta, Rafa Yuste y Elena Fort, junto al presidente del Elche / EFE

Joan Laporta, Rafa Yuste y Elena Fort, junto al presidente del Elche / EFE

El presupuesto de los 1.255 millones oculta un estancamiento en la generación de ingresos del Barça

Laporta prevé la mayor facturación de la historia del club gracias a la venta de activos en forma de palancas por 520 millones de euros

Víctor Malo @VMalo8

20.09.2022 02:49h Actualizado: 20.09.2022 13:46 h.

2 min

El FC Barcelona ha aprobado este lunes el mayor presupuesto de ingresos en los 123 años de historia de la entidad. El club que preside Joan Laporta apuesta por devolver al equipo deportivo a su máximo esplendor y espera recuperar la máquina de generar dinero que en tiempos de Josep María Bartomeu llevó a la institución a rozar los 1.000 millones de euros de facturación. Sin embargo, lo cierto es que el club ha superado esa cifra gracias a la venta de patrimonio en forma de las denominadas palancas económicas. Sin ellas, descubrimos un grave estancamiento en la generación de nuevos recursos. El reto pasa, sin duda, por alcanzar esas cifras de ingresos sin necesidad de vender más activos del club. 

La junta directiva de Laporta ha presentado unos ingresos de 1.017 millones de euros en el ejercicio 2021-22 y un presupuesto de ingresos de 1.255 millones para el curso 22-23. Son cifras nunca antes vistas, ni en el Barça, ni en ningún otro club de fútbol. Pero proceden de la venta del 25% de los derechos televisivos procedentes de la Liga durante 25 años y de la venta del 49% de Barça Studios. Sin estas dos acciones, estaríamos hablando de una facturación mucho más modesta. 

Ingresos 21-22 sin palancas: 750 millones 

Para cerrar el ejercicio 21-22 con beneficios, el club tuvo que aprobar la primera venta de activos: un 10% de los derechos televisivos procedentes de la Liga se le vendió a Sixth Street a cambio de un ingreso líquido de 207,5 millones de euros. El club, no obstante, aplicó un mayor beneficio contable a la operación (267 millones), a recomendación de sus auditores, Grant Thornton. Por lo tanto, sin ese ingreso extraordinario, el club habría ingresado tan solo 750 millones de euros. 

 

Es decir, de los 98 millones de beneficios que ahora se presentan, la realidad es que sin las palancas la entidad que preside Laporta se habría plantado en pérdidas por tercer año consecutivo. Teniendo en cuenta que los gastos han ascendido a unos 920 millones, las pérdidas reales (sin palancas) habrían rondado los 170 millones. 

Presupuesto 22-23 sin palancas: 735 millones 

Pero más llamativa se presenta, aún, la diferencia del nuevo presupuesto de ingresos presentado con el presupuesto que realmente habría si no se hubiesen aprobado las famosas palancas. La entidad presenta ahora una cifra muy voluminosa: 1.255 millones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que ahí dentro se encaben los ingresos por la venta del otro 15% de los derechos televisivos más los relativos a la venta del 49% de Barça Studios. 

Joan Laporta sonríe desde el palco del Camp Nou / EFE

Joan Laporta sonríe desde el palco del Camp Nou / EFE

En total, estamos hablando de unos 320 millones de euros más otros 200 millones de la venta en dos partes de la productora (un 24,5% a socios.com y el otro 24,5% a una empresa de Jaume Roures), lo que deja un resultante de unos 520 millones añadidos. Una cifra importante que, si la restasemos del presupuesto presentado, depararía un presupuesto real de solo 735 millones de euros. Esto significa que el Barça seguiría sin poder pagar todos los gastos que genera, con una masa salarial aprobada de 656,4 millones

 
Hoy destacamos