Palco

Una foto de Josep Vives, portavoz del Barça / FCB

Una foto de Josep Vives, portavoz del Barça / FCB

El portavoz del Barça denuncia falsedades y alarma social con el clásico

Josep Vives resumió los puntos de la reunión de la junta directiva, centrada en el Barça-Real Madrid

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

17.12.2019 20:19h Actualizado: 17.12.2019 23:27 h.

2 min

A menos de 24 horas para el primer clásico de la temporada, la junta directiva del Barça se reunió de forma ordinaria para tratar, entre muchos temas, la seguridad y la responsabilidad del club ante cualquier incidente en el partido contra el Real Madrid que se disputará el próximo miércoles, en el Camp Nou, a las 20.00 horas.

Y es que a partir de las 16:00 horas está organizada por Tsunami Democràtic, una manifestación en los alrededores del estadio con el objetivo de hacer visible la situación de excepcionalidad que vive Catalunya. La misma entidad ya confirmó que se prevén más de 25.000 personas, que llegarán desde autocares desde todo el territorio.

Como medidas de prevención, se ha activado un dispositivo especial de seguridad y el Ministerio del Interior lo reforzará con 500 policías extras. Además, ambos equipos compartirán hotel antes del encuentro y llegarán juntos al partido. Todas las acciones son bienvenidas ante la incertidumbre que presenta la situación, y para facilitar que la tarde se celebre sin incidentes. 

Sobre todos estos temas habló el portavoz del conjunto culé, Josep Vives, que apareció ante los medios de comunicación para destacar los principales temas celebrados en la reunión. Obviamente, el clásico fue el principal punto del día.

"Llamamiento a los aficionados a ir al campo"

La junta directiva quiso hacer un llamamiento público a que los socios fuesen al partido entre el Barça y el Real Madrid. A animar al equipo, pero también a expresarse libremente si los consideran oportuno. Según explicó Vives, "el clásico es totalmente compatible con una reivincidación pacífica y cívica". Eso sí, el portavoz culé aseguró que "desde el club no se ha tenido ningún contacto con Tsunami Democràtic"

Por otra parte, desde la junta directiva también se informó que "se lleva trabajando desde semanas de forma coordinada con los Mossos d'Esquadra, y que está siguiendo las directrices y recomendaciones con total normalidad". Eso sí, en este caso y por la gran afluencia que se espera, se recomendó a los aficionados llegar en transporte público y con mucha antelación, ya que se harán controles exhaustivos en la entrada.

Denuncia un clima de alarmismo impuesto

Por otra parte, Vives también reconoció que "se ha instaurado un relato de alarmismo y alarma social" a causa de "las falsedades" que han aparecido en los últimos días. El portavoz del club no quiso comentar quién eran los responsables de esta situación, pero sí puso como ejemplo el hecho de que se comentase que los Mossos no podrían garantizar la seguridad en el estadio, sin ningún tipo de fundamento".

Por eso, en este caso, el club optó por animar de forma sincera y clara a los aficionados a acudir al clásico, y defendieron que "el partido se disputará con total normalidad".

Tranquilidad para el Real Madrid

El discurso de Josep Vives se basó en normalizar la situación del partido. En ese sentido, el club estás trabajando con los protocoles usuales y con la misma agenda que estaba prevista. Así, Vives confirmó que "habrá comida de directivas, tal y como es habitual" y aseguró que "los jugadores del Real Madrid pueden estar tranquilos, porque llegarán como tenían previsto al campo".

Finalmente, el portavoz del club añadió que "los aficionados del Barça siempre han actuado de forma impecable" y que "estamos orgullosos de nuestros hinchas". 

 

Hoy destacamos