Palco

Joan Laporta y Josep Maria Bartomeu en una imagen de archivo / REDES

Joan Laporta y Josep Maria Bartomeu en una imagen de archivo / REDES

El precedente de Laporta que marca el camino a Bartomeu

El expresidente no dejó el cargo pese a la dimisión de ocho directivos

Pau Beya Acero @pbeya96

11.04.2020 01:59h Actualizado: 11.04.2020 02:12 h.

2 min

Incendio en el Camp Nou. Otro más. El 2020 está siendo de todo menos tranquilo en el FC Barcelona. Entre la destitución de Ernesto Valverde, el lío entre Eric Abidal Leo Messi y el caso de las redes sociales, el club azulgrana no ha vivido una semana calmada en lo que va de año. El coronavirus captaba toda la atención mediática ahora, pero la entidad catalana ha vuelto a la primera plana.

Todo empezó el pasado martes, cuando se anunció que Josep Maria Bartomeu reordenaría la estructura de la junta directiva y degradaría a Emili Rousaud, vicepresidente institucional, y Quique Tombas, vicepresidente económico. Se informó que al presidente azulgrana no le habían gustado las actitudes de esos dos directivos.

La bola se hizo aún más grande el jueves, con la dimisión en bloque de Maria Teixidor, Josep PontJordi Calsamiglia, Silvio Elías y los dos directivos mencionados. Una situación que deja a la junta directiva muy mermada de efectivos: ha pasado de contar con 19 representantes a tan solo 13.

Precedente

Aunque se trata de una situación excepcional, no es la primera vez que ocurre en la historia del FC Barcelona. Hace 12 años, en julio de 2008, la junta de Joan Laporta se partió en dos: ocho de los 18 directivos con los que contaba el abogado catalán presentaron su dimisión tras la moción de censura.

Joan Laporta, en una imagen de archivo | REDES

Joan Laporta, en una imagen de archivo | REDES

El expresidente salió airoso por la mínima de la moción: cosechó el 60,6% de los votos en contra, cuando los Estatutos exigen dos tercios para dejar el cargo. Laporta decidió seguir al frente del club, pero Albert VicensJosep Lluís Vilaseca, Marc Ingla, Evarist Murtra, Ferran Soriano, Xavier Camba, Antoni Rovira y Clàudia Vives-Fierro renunciaron al cargo.

Como sucede ahora, esas ocho dimisiones no exigían el adiós de Laporta. Los estatutos del Barça contemplan que la junta debe cesar si las vacantes son superiores al 50% del número de miembros de la junta cuando se presentaron las dimisiones, incluido el presidente, si las vacantes son superiores al 75%, sin incluir al máximo dirigente, y siempre que la junta quede con menos de cinco personas.

No le fue mal

En las semanas que siguieron a esas ocho dimisiones, Laporta ocupó esas vacantes con Josep Anton Colomer, Maria Elena Fort, Xavier Bagués, Patrick Auset Jordi Torrent. Sus cargos se confirmaron solo un mes y medio después del episodio y el abogado cumplió el mandato hasta 2010.

Joan Laporta y Pep Guardiola / EFE

Joan Laporta y Pep Guardiola / EFE

Y no le fue mal. Ese mismo verano, dio los mandos del primer equipo a Pep Guardiola. Un año después se logró el triplete y se culminó meses más tarde con el sextete. 2008 fue uno de los momentos más delicados de la presidencia de Laporta, pero acabó significando el inicio de un equipo histórico.

 
Hoy destacamos