Palco

Guardiola con el título de la Premier League / Twitter

Guardiola con el título de la Premier League / Twitter

La Premier da ejemplo a la UEFA y frena las inyecciones de capital árabe

La liga inglesa es una de las competiciones que pretende remar a favor de la igualdad entre clubes

Jonathan Mondéjar

20.10.2021 00:38h

3 min

¡Peligro para los Clubes estado ingleses! Un nuevo vuelco puede darse según se puede extraer de las nuevas intenciones de la Premier League, que quiere poner freno a las inyecciones de capital proveniente de los países árabes. La competición anglosajona se adelanta a la propia UEFA con una medida pionera.

La Premier League ha decidido congelar todos los contratos provenientes de países árabes para evitar el desembarco masivo de compañías. Eso influye en clubes como el Manchester City o el Newcastle (el último en llegar), cuyos dueños son fondos dominados por monarquías de dicho origen. Dicha medida será impuesta durante un mes, a la espera de que se redacte una nueva regulación específica.

Premier League y la Liga en un fotomontaje / Culemanía

Premier League y la Liga en un fotomontaje / Culemanía

Ese es el acuerdo al que se ha alcanzado con el beneplácito de todos los clubes ingleses con la excepción del Newcastle y el Manchester City. Es más que evidente que los equipos buscan cambios para que el fútbol sea más justo. La razón es que durante los últimos años han aparecido jeques árabes que juegan a ser presidentes trayendo sus fortunas.

La Premier hace lo que la UEFA ignora

Son unas medidas más que revolucionarias que hacen que la Premier actúe por su cuenta, después de que la UEFA mire para otro lado. Algo que saca los colores al último organismo. De hecho, la institución presidida por Ceferin lleva años favoreciendo el enriquecimiento sin control de los clubes estado como el París Saint Germain y el Manchester City.

El jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan, dueño del Manchester CIty / EFE

El jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan, dueño del Manchester CIty / EFE

La Champions League y la Ligue 1 en particular permiten todo lo que la Premier comienza a querer frenar. De esa manera quieren evitar que en Inglaterra ocurra lo que en Francia: el control absoluto del fútbol por parte del PSG. Su crecimiento exponencial va en contra de la igualdad (ya de por sí difícil) de los equipos. El Manchester City sería uno de los conjuntos más perjudicados si bien la gran mayoría de sus contratos provienen de fondos árabes. Y, si éstos están congelados, no tendrían financiación alguna.

La UEFA, entre las cuerdas

La Premier League trata de hacer unos deberes que la UEFA ni siquiera tiene anotados por hacer, ya que fomenta el desarrollo de los clubes estado e incluso les premia. Son las consecuencias de la Superliga. Han querido beneficiar a esos clubes que tienen a países enteros financiándoles para evitar que una nueva competición europea les quite el monopolio. Un castigo en toda regla para equipos como el FC Barcelona, Real Madrid o Juventus de Turín.

Lo que parece claro es que tanto los clubes fundadores de la Superliga como la Premier League están dando a entender que una nueva normativa es evidentemente necesaria. Pero la UEFA sigue erre que erre con su intención de aglutinar todo el poder del fútbol europeo. Eso sí, tenga el coste que tenga. De hecho, los nuevos jugadores en forma de jeques traen el dinero, además del desconocimiento de las reglas del juego. Por lo que medidas como la de la liga inglesa servirán de aviso para que se instaure una nueva regulación.

Agnelli, Laporta y Florentino, fundadores de la Superliga Europea, en un fotomontaje / Culemania

Agnelli, Laporta y Florentino, fundadores de la Superliga Europea, en un fotomontaje / Culemania

Finalmente, están empujando a clubes como el FC Barcelona y el Real Madrid, que son propiedad de los socios, a que se conviertan en Sociedades Anónimas Deportivas. Sobre todo la entidad catalana, que es la que tiene más problemas económicos  como su presidente Joan Laporta ha recalcado en numerosas ocasiones.Tanto el mandatario catalán como Florentino Pérez han mostrado su rechazo absoluto al monopolio de los clubes estado, que no hace otra cosa que acrecentar el elitismo del mundo del fútbol. Por otra parte, el proyecto de la Superliga también lo es. Lo cual no solucionaría el problema de base que es la desigualdad entre clubes. 

 
Hoy destacamos