Palco

Ceferin y Ed Woodward en el palco de Old Trafford / Redes

Ceferin y Ed Woodward en el palco de Old Trafford / Redes

Las primeras consecuencias críticas de la Superliga en Italia e Inglaterra

Las ligas y los clubes ya se están blindando ante la amenaza de la nueva competición

Oriol Quintana @urikingkat

27.04.2021 13:45h Actualizado: 27.04.2021 13:47 h.

2 min

La Superliga europea apenas duró 72 horas, pero sirvió para poner en alerta a todos los aficionados e instituciones del mundo del fútbol. La UEFA y las ligas reaccionaron de manera muy contraria a la creación de esta nueva competición, pero ha sido Italia la primera en mover ficha para evitar que esto vuelva a suceder.

La Federación Italiana de Fútbol aprobó este lunes un cambio en su código de reglas que prohíbe a los clubes que formen parte de ella jugar competiciones no reconocidas por la FIFA, UEFA o la propia federación. Un duro golpe para Juventus de Turín y Milan AC, que han cuestionado el proyecto de Florentino Pérez, pero no han salido oficialmente.

Paratici, Nedved y Agnelli en el palco viendo la Juventus / EFE

Paratici, Nedved y Agnelli en el palco viendo la Juventus / EFE

La Serie A no quiere tener a ningún equipo que se desmarque de la UEFA. Así pues, sería imposible ver como se cumplen los objetivos de los fundadores de la nueva competición e ir combinando Superliga y campeonatos nacionales. “Quien tome parte perderá la afiliación”, aseguró Gabriele Gracina.

Adiós al CEO del United

En Inglaterra, la situación es distinta. Rápidamente los seis clubes ingleses --Arsenal, United, City, Chelsea, Tottenham y Liverpool-- abandonaron el proyecto al ver las reacciones de sus aficionados. La liga inglesa se siente fuerte y, de momento, no se ha blindado como sí que ha hecho Italia. En este caso, son los clubes quienes están viviendo cambios.

El CEO del Manchester United y uno de los vicepresidentes de la Superliga, Ed Woodward, presentó su dimisión tras el fracaso de la iniciativa. Su relación con los propietarios de la entidad red devil, los Glazer, ya era tensa y la nefasta gestión de la nueva competición ha terminado de precipitarlo todo.

Ed Woodward en una imagen de archivo / Manchester United

Ed Woodward en una imagen de archivo / Manchester United

Revolución en el Arsenal

Más sorprendente es el caso del Arsenal. Los aficionados gunners protestaron contra la familia Kroenke, dueños del club, y estos se están planteando vender sus acciones. Y ya tienen posible comprador. Daniel Ek, dueño de Spotify, reconoció vía redes sociales que explorará esa posibilidad.

Todavía no han trascendido de qué cifras se estaría hablando, pero el dinero no es un gran problema. El propietario de la plataforma de reproducción musical cuenta con 3,5 billones de euros. Aficionado al club del norte de Londres desde pequeño, le gustaría entrar con un equipo de conocedores ya de la entidad.

Según The Telegraph, ya habría contactado con Thierry Henry, Dennis Bergkamp y Patrick Vieira para que regresaran a la entidad. Las tres leyendas han pasado por los banquillos en los últimos años y se desconoce qué rol tendrían dentro del nuevo organigrama gunner.

Bergkamp, Henry y Vieira con el Arsenal / Redes

Bergkamp, Henry y Vieira con el Arsenal / Redes

De momento, los otros cuatro clubes --Chelsea, City, Tottenham y Liverpool-- no han movido ficha. Sus propietarios se sienten fuertes y no han cedido a las presiones de los fans como sí que ha hecho el Manchester United y está por camino de hacer el Arsenal. Lo que es indudable es que la Superliga ha trastocado el fútbol europeo.

 
Hoy destacamos