Palco

Leo Messi abrazándose con Joan Laporta / FC Barcelona

Leo Messi abrazándose con Joan Laporta / FC Barcelona

Las primeras diferencias de Laporta con los pesos pesados

El presidente del Barça tiene que resolver varias carpetas complicadas antes de iniciar el verano

Oriol Quintana @urikingkat

03.05.2021 13:00h Actualizado: 03.05.2021 19:52 h.

2 min

La llegada de Joan Laporta supuso una inyección de positivismo para el vestuario del FC Barcelona. El equipo de Ronald Koeman mostró su mejor versión sobre el césped y, no menos importante, una actitud que hacía tiempo que no veíamos entre los futbolistas.

Siempre que han tenido ocasión de comentarlo, los jugadores de la primera plantilla han destacado la proximidad del máximo mandatario con el vestuario. Pero más allá de lo que se consiga en estas cuatro jornadas ligueras que quedan, la junta directiva tiene que afrontar varias carpetas calientes antes del verano.

Primeras desavenencias

Este domingo, los culés consiguieron una importante remontada contra el Valencia en Mestalla (2-3), una victoria que vale su peso en oro con doblete de Leo Messi. A muchos aficionados les sorprendió la reacción del argentino tras marcar el tanto del empate, sin sonrisa ni gesto de rabia.

Messi se abraza con Jordi Alba / EFE

Messi se abraza con Jordi Alba / EFE

Al capitán le hace poca gracia que se hable tanto de su futuro en el equipo. Se filtró que ya están en conversaciones por su renovación y una de las peticiones del delantero es la discreción. Veremos si este detalle tiene repercusión en los próximos encuentros.

Otro caso caliente es el de Ousmane Dembelé. Ha pasado de ser imprescindible a testimonial y su agente se está encargando de avivar los rumores de su salida. Termina contrato en verano de 2022 y hay dos opciones sobre la mesa: o renueva o saldrá traspasado el próximo verano.

Laporta, saludando a Ousmane Dembelé | FCB

Laporta, saludando a Ousmane Dembelé | FCB

De momento, ni el agente del futbolista ni el propio protagonista se han mojado demasiado. Recientemente comentó un “soy feliz en el Barcelona, pero ya veremos qué pasará con mi futuro”. Todo sigue abierto y apunta a que, hasta que no se resuelva su contrato, seguirá siendo carne de banquillo.

Superliga y rebaja salarial

Mientras la Superliga europea está parada totalmente, desde dentro del vestuario del Barça ya han contradicho el deseo de Laporta de integrarse. Gerard Piqué, con quien guarda una gran relación, ha sido el jugador del primer equipo en mostrarse contrario a esa nueva competición. “El fútbol pertenece a los fans”, comentó el central.

La integración en esta nueva competición se explica, en gran parte, debido a la delicada situación económica de la entidad. Uno de los problemas del área económica es la disparada masa salarial del equipo, algo que tendrá que reajustar la nueva junta directiva. No se descarta una nueva rebaja salarial al primer equipo.

Joan Laporta saludando a Gerard Piqué / Redes

Joan Laporta saludando a Gerard Piqué / Redes

Esto será otro punto más de choque entre palco y vestuario. Los jugadores no verán con buenos ojos una nueva rebaja, pero podría ser una de las pocas opciones que tiene Laporta y su directiva para girar la situación económica. Veremos si con sus artes de seducción termina convenciendo a los futbolistas.

 
Hoy destacamos