Palco

Joan Laporta y el que será su vicepresidente deportivo si gana las elecciones, Rafa Yuste / EAB

Joan Laporta y el que será su vicepresidente deportivo si gana las elecciones, Rafa Yuste / EAB

Los primeros deberes deportivos de Laporta como presidente

El abogado viajará a París con el equipo confiando en la remontada

Oriol Quintana @urikingkat

09.03.2021 01:53h

3 min

Joan Laporta es el nuevo presidente del FC Barcelona. El expresidente vuelve al trono azulgrana a media temporada y tendrá que hacer frente a los nuevos retos económicos, institucionales y deportivos desde ya. El primero, sin ir más lejos, es viajar a París para la vuelta de octavos de la Champions League.

El presidente ya ha visitado al vestuario del primer equipo masculino y femenino junto a su vicepresidente deportivo Rafael Yuste. También se ha informado que ya se han hecho la PCR correspondiente para poder coger un avión este martes junto al equipo y plantarse a la capital francesa para intentar la remontada contra el PSG. Complicado, pero no imposible.

A todo esto, otro de los deberes que debe afrontar Laporta es la renovación de Leo Messi. El hecho que el argentino fuera a votar el domingo, que tenga mucha afinidad con el presidente y que ya lo haya felicitado hacen pensar que existe una mínima opción de que renueve el contrato. “No hemos hablado de eso todavía”, reconoció el abogado.

Leo Messi se abraza, cómplice, con Ilaix Moriba tras su gol al Osasuna / EFE

Leo Messi se abraza, cómplice, con Ilaix Moriba tras su gol al Osasuna / EFE

Jugadores clave cerca de quedar libres

Como ya desveló Culemanía en su día, no solamente el equipo del presidente trabaja en la renovación de Messi. Se quiere blindar cuanto antes Ousmane Dembelé, a quien consideran una pieza fundamental para el futuro del equipo. Termina contrato en 2022 y será una de las renovaciones que antes se cerrarán. También ese verano termina contrato Sergi Roberto.

En cuanto a las perlas jóvenes, Ansu Fati finaliza su vinculación en verano de 2022 y ya empezó con la comisión gestora conversaciones por ampliar su vinculación. Lo mismo sucede con Pedri González. El canario tiene una cláusula de renovación automática si así lo considera el club, pero viendo su importancia no se puede descartar subir en la escala salarial.

Dembelé celebra su gol contra el Betis junto a Jordi Alba, Pedri y Ansu Fati / EFE

Dembelé celebra su gol contra el Betis junto a Jordi Alba, Pedri y Ansu Fati / EFE

El filial también está en el punto de mira. Óscar Mingueza, clave en las últimas citas, termina contrato este verano, pero cuenta con una cláusula para ampliar dos años esta vinculación. Será la dirección deportiva quien tome la decisión definitiva. Lo mismo sucede con Ilaix Moriba y Konrad de la Fuente, terminan en 2022 y si dan el salto al primer equipo, renovarían automáticamente.

El papel de las segundas espadas

Queda claro que aquellos jugadores con vínculos con el barcelonismo desde La Masía --con la excepción de Dembelé-- son una prioridad para el equipo de Joan Laporta. Queda en el aire saber qué papel tendrán jugadores de la plantilla que llegaron como muy prometedores y no han cumplido las expectativas. Algunos podrían salir para generar ingresos.

Quienes están en la cuerda floja son Philippe Coutinho y Antoine Griezmann, dos cracks mundiales que no han dado un paso adelante. Dependiendo de la estructura deportiva que tenga pensada la cúpula de Laporta, podría aprovechar su buen cartel para salir por un alto precio.

Coutinho y Griezmann en el partido contra el Sevilla / FC BARCELONA

Coutinho y Griezmann en el partido contra el Sevilla / FC BARCELONA

Hay otros nombres que también peligran como Martin Braithwaite, Miralem Pjanic, Junior Firpo o Samuel Umtiti. Son jugadores de plantilla con importantes fichas salariales y que podrían salir dejando paso a jóvenes del filial y a próximas incorporaciones.

Los fichajes

En cuanto a fichajes, las incorporaciones estarán ligadas a la situación económica. Quien seguro que llegará al Camp Nou es Éric García. El central catalán se incorporará de manera gratuita tras finalizar su contrato con el Manchester City y negarse a renovar. Primer refuerzo defensivo para Ronald Koeman.

También ha sonado David Alaba, que queda libre tras no renovar con el Bayern de Múnich. Las relaciones del presidente con el agente del jugador, Pini Zahavi, son muy buenas y desde el entorno del jugador han apuntado que ese factor es clave para el futuro del central austríaco. Otro defensa que sonó es José Luis Gayà, lateral izquierdo del Valencia que llegaría para relevar a Jordi Alba y abrir las puertas de salida a Junior Firpo.

David Alaba durante un partido /REDES

David Alaba durante un partido /REDES

Finalmente, uno de los nombres propios es el de Erling Haaland, que se ha relacionado también con Laporta. Su precio de salida es de 75 millones de euros, pero la situación económica del Barça es francamente complicada. Aquí las buenas relaciones del presidente con Mino Raiola pueden volver a ser clave para cerrar la operación.

 
Hoy destacamos