Palco

Joan Laporta, durante la presentación de los resultados del forensic / FCB

Joan Laporta, durante la presentación de los resultados del forensic / FCB

Las provisiones judiciales que Laporta anotará como beneficios en verano

El Barça se guarda esta cantidad de dinero por si sale perdiendo en los litigios que tiene pendientes

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

15.03.2022 23:59h Actualizado: 16.03.2022 21:05 h.

3 min

Más vale prevenir que curar. Bajo esas premisas, las de la anticipación y la sobriedad, el FC Barcelona espera reencontrarse a medio plazo con el equilibrio económico y financiero que se ha visto extraviado en los últimos balances. Hace algunos meses, la junta directiva de Joan Laporta presentó en las cuentas de la temporada 2020-21 unas pérdidas de 481 millones de euros. De esa cifra, 283 millones se correspondían a pérdidas imprevistas inicialmente, como el deterioro de los jugadores (160 millones de euros) o la provisiones por litigios judiciales (91).

En lo concerniente a estos litigios, desvelados en la auditoría, Laporta y sus directivos se han guardado esa cantidad de dinero por lo que pueda pasar, aunque la realidad es que la mayoría de juicios están bien encarrilados. Si todo sigue el curso previsto, no tendrían que repercutir en más pérdidas. Y, en tal caso, dichas provisiones pasarán a anotarse como beneficios el próximo verano, algo que servirá para maquillar unas cuentas que necesitan un respiro. Así se ayudaría a cumplir con los presupuestos estipulados en el balance final de la temporada 2021-22, en lo que podría entenderse como otro as en la manga del presidente.

Las vías de la resurrección

El Barça, recordemos, espera obtener rendimiento económico y financiero a corto plazo por distintas vías, entre las que se distinguen tres de gran importancia: la venta parcial del 49% de Barça Studios, la firma del acuerdo con CVC Partners y la probable llegada de Spotify como patrocinador principal. Por el primer caso se podrían cobrar alrededor de 350 millones, por el acuerdo con el fondo de inversión 270 kilos más y, en lo que respecta a la multinacional sueca, se calculan unas ganancias de 225 millones de euros por tres años.

Los 91 millones extra por los litigios judiciales que serán resueltos favorablemente (al menos eso se espera) significarán un impulso más a la hora de sanear las cuentas del club. Por poner un ejemplo, sería como cuando uno se pone unos pantalones que tenía olvidados y, en uno de los bolsillos, encuentra billetes. Algo así podría pasarle al Barça por los seis juicios pendientes, algunos de ellos ya cerrados después de hacer la auditoría.

Denuncias de la CE y Neymar

Uno de los casos hace referencia a una denuncia que realizó la Comisión Europea en 2009 por un posible trato preferente en relación al impuesto de sociedades a aquellos clubes españoles que no son SAD. Es decir: Barça, Real Madrid, Athletic Club y Osasuna. En marzo de 2021, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una sentencia desfavorable para el club, por lo que Laporta ha querido guardarse las espaldas congelando las cifras mencionadas.

Neymar Jr, junto a Bartomeu y Zubizarreta el día que fue presentado con el Barça / FCB

Neymar Jr, junto a Bartomeu y Zubizarreta el día que fue presentado con el Barça / FCB

Luego está el circo que se montó con Neymar Jr justo después de que traicionara al Barça para fichar por el PSG, en agosto de 2017. Por aquel entonces se demandó al brasileño por incumplir el contrato que tenía firmado con el FC Barcelona, club con el que había pactado la renovación en abril. A su vez, el nuevo jugador del PSG interpuso otra demanda reclamando la prima de renovación (43,65 millones). Al final, en 2020, se condenó al brasileño a abonar 6,79 millones a la entidad, una cantidad que no será abonada por haber acordado, entre las dos partes, poner fin al cruce de litigios para acabar de forma amistosa.

Pendientes de MCM y el Barçagate

Dejando de lado la siempre intrincada órbita del brasileño, el Barça mantiene dos litigios más con Muro Cortina Modular Renting (MCM) por la fachada de La Masía. Dicha empresa presentó un recurso que los expertos en materia judicial consideran que es de “riesgo remoto” que se admita a trámite; por otra parte, el segundo caso tiene que ver con una petición de daños y perjuicios por un importe de 78,8 millones de euros. Según MCM, el Barça incumplió el contrato de explotación de la fachada de La Masía, aunque el juzgado desestimó la demanda. El riesgo de que el Barça salga perdiendo, por tanto, es reducido.

Para finalizar, el último litigio abierto que Laporta tiene en cuenta hace referencia al Barçagate y a I3 Ventures, denunciado por un grupo de socios. Los delitos por los que se acusaba al club eran de administración desleal y corrupción entre particulares. El caso sigue actualmente en fase de diligencias previas, y se considera que “no existe riesgo para el club, dada su condición de perjudicado” por la junta anterior, comandada por Josep Maria Bartomeu. Los 90 millones que tiene congelados el Barça, por tanto, probablemente se descongelen en verano. Una bocanada más de aire.

 
Hoy destacamos