Palco

La junta directiva de Joan Laporta en su investidura se prepara para una asamblea de compromisarios con puntos calientes / FC Barcelona

La junta directiva de Joan Laporta en su investidura se prepara para una asamblea de compromisarios con puntos calientes / FC Barcelona

Los puntos calientes de la reforma estatutaria que se votarán por separado

Joan Laporta prepara una asamblea de compromisarios que marcará el futuro del Barça

Lluís Regàs @LluisRegas

15.10.2021 23:24h Actualizado: 16.10.2021 00:33 h.

2 min

Joan Laporta, presidente del Barça, quiere un traje a medida con la reforma de los estatutos del club. El sastre, de momento, ha tenido que adaptarse a unos cambios de última hora, tras la presión de siete grupos de opinión que pedían que los siete puntos más importantes se votaran por separado. El máximo dirigente ha aceptado su propuesta y espera el aval de los socios para modificar el artículo 67, para evitar nuevos problemas con los avales.

La actual junta directiva del Barça, que tuvo muchos problemas para avalar 124,6 millones de euros tras la victoria de Laporta en las urnas, no quiere más sustos. Por ello, ahora pide la suspensión transitoria del artículo 67 de los estatutos del club hasta tener patrimonio neto positivo.

La deuda del club

Laporta pide la suspensión del artículo 67 después de presentar unas pérdidas de 481 millones de euros, que imputan a la junta directiva de Josep Maria Bartomeu, en el ejercicio 2020-21.

El máximo dirigente del Barça alega que dicho artículo no tiene en consideración el impacto del Covid para justificar su modificación. El expresidente Bartomeu, curiosamente, está de acuerdo con esta medida, siempre que sea transitoria, sin embargo, discrepan sobre la actual deuda de la entidad. Mientras Laporta estima que es de 1.350 millones de euros, su antecesor habla de una cantidad próxima a los 500 millones de euros. Y especifica que la culpa la tiene la pandemia.

Alta de socio telemática

El presidente del Barça también tendrá que recurrir a sus mejores dotes comunicativas para que los socios compromisarios aprueben la posibilidad de que cualquier persona se pueda dar de alta telemáticamente como socio.

Este punto es bastante delicado. Los detractores recuerdan el fracaso del Gran Repte, proyecto que activó Laporta durante su primer mandato y que perseguía que el Barça alcanzara el millón de socios. También alertan que muchas personas de un país extranjero pueden abonarse al club y condicionar el resultado de futuras elecciones.

Laporta, inflado, se lleva las manos a la cabeza en el Camp Nou / EFE
Laporta se lleva las manos a la cabeza / EFE

Junta con más directivos

Otro punto que suscita bastante debate es la voluntad de la actual junta directiva de suprimir la Confederación Mundial de Penyes. Históricamente, Laporta nunca ha tenido una buena sintonía con este colectivo.

Laporta y su equipo de confianza también esperan luz verde a su propuesta de pedir que la junta directiva pueda tener un máximo de 25 miembros en lugar de los 21 actuales. Esta medida también paliaría los problemas de la actual y futuras directivas de reunir los avales que exigen los estatutos del club.

Reducción de los mandatos

En la asamblea de compromisarios del domingo, Laporta propondrá que los mandatos pasen de los seis años actuales a cinco. Históricamente, los mandatos eran de cuatro años.

En la asamblea también se abordarán otros temas que en teoría deben genera un mayor consenso. La junta directiva, por ejemplo, pedirá que se incluya en la carta magna que el club debe promover los valores democráticos de igualdad y no discriminación, y luchará por la erradicación de todas las actitudes machistas, homófobas y racistas en el ámbito social y deportivo.

Laporta también se posicionará a favor de otorgar más poder a la Comisión de Ética y Disciplina. También quiere extender el actual código ético a todos los trabajadores de la entidad.

 
Hoy destacamos