Palco

Joan Laporta en el palco de Anoeta / FC Barcelona

Joan Laporta en el palco de Anoeta / FC Barcelona

¿Qué relación tiene Laporta con los agentes del fútbol?

El presidente del Barça ya sabe lo que es tratar con los representantes más influyentes

Oriol Quintana | Víctor Malo

07.04.2021 01:16h Actualizado: 07.04.2021 10:20 h.

4 min

Joan Laporta ya está moviendo hilos de cara al mercado de fichajes. Son muchos los nombres que han sonado para el FC Barcelona. Algunos de ellos llegarían de manera gratuita --como Agüero, Depay, Éric García, Wijnaldum o Alaba--, mientras que otros significarían un gran desembolso económico, como es el caso de Erling Haaland o la alternativa que supondría Lautaro Martínez.

Será clave para las arcas de la entidad la relación del presidente con los agentes que tienen en cartera a los jugadores más destacados de Europa. En el mundo de la representación, destacan tres por encima del resto: Jorge Mendes, Mino Raiola y Pini Zahavi; con permiso de Jonathan Barnett. Todos ellos han tratado anteriormente con el máximo mandatario culé y mantienen buena relación. Hasta el punto de que algunas fuentes aseguran que en las negociaciones por el aval, Laporta llegó a pedir ayuda a algún agente de futbolistas bien posicionado. Al parecer, todo quedó en conversaciones y no fue necesaria su intervención pero cada vez hay más imputs para pensar que determinados agentes, también alguno español, pasarán a tener una relación de conveniencia con el Barça. 

Amistad con Mino

Ya en su primer mandato (2003-10), Laporta tuvo un estrecho vínculo con Mino Raiola. Por aquel entonces, el italiano representaba a Zlatan Ibrahimovic, mientras que ahora el jugador más interesante que representa es Erling Haaland. La relación personal es muy buena y puede ser un arma diferenciadora respecto a los otros clubes para convencer al noruego.

Sin ir más lejos, el pasado jueves apareció por sorpresa en Barcelona el agente italiano con el padre del noruego. Se reunió con Joan Laporta para tratar la situación del joven crack. Después de la reunión se supo que también visitaron Madrid y el viernes se trasladaron a Londres. Empieza al subasta para sacar al delantero de Dortmund.

Hace seis años, el presidente ya jugó la carta del representante. Era en las elecciones de 2015 y prometió que, si llegaba él al trono, Paul Pogba firmaría por el Barça. Finalmente, consiguió la victoria Josep Maria Bartomeu, pero el representante le echó un cable al abogado: “Si Laporta gana las elecciones, Pogba tiene muchas opciones de ir al Barcelona”.

Mino Raiola y Joan Laporta en fotomontaje / Culemanía

Mino Raiola y Joan Laporta en fotomontaje / Culemanía

Ahora podría volver a reflotar la relación Barça-Raiola. Haaland es el nombre del momento, pero no el único. Recientemente ya han aparecido rumores en Países Bajos que sitúan a Matthijs de Ligt, uno de los culebrones de 2019, fuera de la Juventus de Turín. Su deseo sería llegar al Camp Nou.

No está de más comentar que el club pagó al italiano nueve millones de euros en la operación de Ibrahimovic. Acordó una comisión de tres millones y un 10% de la ficha anual del sueco, unos 1,2 millones de euros. Durante cinco temporadas se abonó dicha cifra, aunque el sueco salió al Milan AC un año después de llegar.

Mendes y el futuro de dos promesas

La relación con Jorge Mendes también es buena y pueden volver a reactivarse los contactos no con vistas al mercado, sino para cerrar renovaciones. El luso representa a Ansu Fati y a Alejandro Baldé, dos de las joyas de La Masía. Con Laporta ya se conocen y también tiene relación con el nuevo director de fútbol, Mateu Alemany, con quien coincidieron mucho en el Valencia.

Jorge Mendes en una imagen de archivo / Redes

Jorge Mendes en una imagen de archivo / Redes

El máximo mandatario cerró bajo su mandato tres fichajes representados por el portugués: Rafa Márquez, Ricardo Quaresma y Deco. Incluso en 2003, nada más llegar, se le ofreció a Cristiano Ronaldo, por un precio por aquel entonces muy elevado: 12 millones de euros. La última operación con los culés fue el fichaje de Francisco Trincao y la salida de Nelson Semedo, tras haber intervenido también con André Gomes.

Zahavi, ¿amistad y negocios?

Pini Zahavi es otro de los intermediarios, aunque menos conocido, importante en el mercado de fichajes. Será clave en el destino de David Alaba, que busca equipo después de negarse a renovar con el Bayern de Múnich. El entorno del austríaco de 28 años comentó sin tapujos que “Zahavi quiere saber si su amigo será elegido presidente”. En los próximos días se decidirá si afrontar o no este fichaje.

El agente israelita ya participó en la campaña electoral de 2003. Fue el causante de que la web del Manchester United publicara que, si el abogado ganaba las elecciones, David Beckham aterrizaría en el Camp Nou. Nunca se cerró ese acuerdo, pero ya se habían ganado las elecciones y su relación ha continuado.

Pini Zahavi en el palco del PSG junto a Nasser Al-Khelaifi / EFE

Pini Zahavi en el palco del PSG junto a Nasser Al-Khelaifi / EFE

Zahavi y Laporta también han tenido negocios conjuntos. Según publicó El Confidencial en 2016, el presidente participó accionarialmente en una sociedad del representante dedicada a la creación de sociedades, suministros de testaferros y obtenciones de estatutos impositivos. El máximo mandatario siempre ha negado obtener beneficios con esta empresa: “Unos clientes me ofrecieron un 5% de una compañía maltesa que debía desarrollar un proyecto tecnológico que no llegó a funcionar nunca”.

Uzbekistán y Tutumlu

Está por ver si Laporta tiene algún tipo de interés personal con alguno de estos agentes. Es conocida la habilidad del nuevo presidente azulgrana para aprovechar oportunidades de negocio que surjen a raíz del Barça. Sus acuerdos con un magnate de Uzbekistán en 2008 reportaron al bufete de abogados de Laporta unos ingresos de 10,15 millones de euros y otros tres millones al Barça por la cesión de sus instalaciones, según publicó El País.

Un acuerdo que, posteriormente, terminó en los tribunales debido a la denuncia del intermediario Bayram Tutumlu, que acusó a Laporta de no pagarle sus comisiones por la operación con Uzbekistán, y que también comportó una inspección de la Agencia Tributaria. Las últimas informaciones apuntan a nuevas alianzas de Laporta con Asia Central y, concretamente, con fortunas de Kazajistán. ¿Quedará todo en la esfera personal o tendrá efectos colaterales para el Barça?

 
Hoy destacamos