Palco

Una foto de Javier Sobrino, director de Planificación Estratégica e Innovación del FC Barcelona /

Una foto de Javier Sobrino, director de Planificación Estratégica e Innovación del FC Barcelona /

¿Quién es Javier Sobrino?

El actual director de Planificación Estratégica e Innovación el club llegó a finales de 2017 tras una carrera profesional ligada a la planificación deportiva

Claudia Granja @c_granjafranch

18.04.2019 01:02h

4 min

El FC Barcelona ha experimentado grandes cambios en su estructura directiva y deportiva desde la llegada de Josep Maria Bartomeu a la presidencia. Unos cambios en el terreno de juego y en los despachos que también se han producido en la ejecutiva de la entidad azulgrana.

Entre ellos destaca la incorporación de Javier Sobrino como director de la Planificación Estratégica e Innovación del club. Un cargo al que accedió en diciembre de 2016 después de que Lluís Alsina abandonara la entidad --un cargo que ostentó desde 2010-- para emprender su propio negocio en la asesoría a empresas del mundo del deporte y de la comunicación en su digitalización, The Digital Always Advisory.

La salida de Alsina catapultó a Sobrino a un cargo que hasta ahora ha ocupado durante dos años y que se ganó después de ser uno de los hombres que asesoró a la junta de Bartomeu en la elaboración del plan de la junta directiva hasta 2021.

Una carrera asociada al deporte

Licenciado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas (ADE) por la Universidad Pontificia Comillas, inició sus andaduras en distintos proyectos en empresas como Accenture como asesor de finanzas desde 2002 a 2006 o como director de planificación estratégica de Barclays Bank de 2006 a 2008.

Una experiencia que le abrió las puertas para liderar la planificación de la candidatura de Madrid a las Olimpiadas 2016, aunque finalmente se celebraron en Rio de Janeiro. Una aventura profesional que le inspiró a fundar Deporte y Estrategia, una empresa que dirigió durante ocho años asociada al deporte y con un vínculo importante con el FC Barcelona.

Sobrino fue uno de los elegidos para elaborar y planear el plan estratégico de la actual junta directiva azulgrana, así como la Fundación del Barça. Una colaboración que también se ha dado con otros clubs y entidades deportivas, como el Real Betis Balompié, el Open de Madrid, las Olimpiadas de Londres de 2012 y la Eurocopa de ese miso año celebrada en Polonia y Ucrania.

También asesoró a la Federación Española de Baloncesto (FEB) en el Mundial 2014 y a la Real Federación Española de Fútbol con su plan de internacionalización de escuelas.

Y de esa experiencia y ese contacto continuo con el FC Barcelona, Bartomeu, asesorado por Albert Soler, vio la oportunidad de incorporarle a su equipo ejecutivo a principios de 2017. Una incorporación que le obligó a trasladarse desde Madrid, donde residía, a la capital catalana.

Obligaciones

Con el asesoramiento por bandera, ahora es uno de los encargados de que el Barça cumpla las expectativas económicas fijadas durante el mandato de Bartomeu. Expectativas como el alcance de una facturación de 1.000 millones de euros al cierre de la campaña 2020-2021, así como la inauguración del nuevo Camp Nou y el Palau Blaugrana y la creación de una franquicia femenina en Estados Unidos. Proyectos que se mantienen sobre la mesa, pero que de momento están en el aire en busca de inversores. El club todavía está negociando con distintas empresas una cifra que contente a ambas partes para dar apellido al nuevo estadio.

Una foto de Javier Sobrino

Una foto de Javier Sobrino 

En cuanto al femenino, la idea se ha sondeado en el club desde 2016 cuando Bartomeu dio a conocer el proyecto que ahora dirige Sobrino y que, tal y como confirmó en una entrevista, podría hacerse efectivo la próxima temporada con la entrada de un equipo a la NWSL, un año más tarde de lo previsto. Asuntos que no dependen únicamente de él, pero de los que tiene una responsabilidad importante. 

La responsabilidad real

El trabajo de Sobrino recae y responde directamente a Òscar Grau, CEO del club, y a su asistente Roser Gil, tras la reestructuración de todo el organigrama, del que Sobrino quedó exento de formar parte del comité de dirección. Pese a que cuenta con la experiencia para asesorar en temas globales, Sobrino es el encargado del Innovation Hub del Barça. 

Un proyecto a nivel global que se presentó en marzo de 2017 basado en cinco áreas: Deportes Colectivos, Rendimiento, Servicios Médicos y Nutrición, Tecnología y Ciencias Sociales. Un proyecto que va más allá del estudio del rendimiento de los jugadores e implica la investigación de otras áreas deportivas que puedan dar beneficios al club a través de congresos y conferencias, proyectos de investigación, másteres y posgrados y desarrollo de nuevos productos y servicios.

Una idea que cuenta con la colaboración de centros como Esade, la Universidad de Barcelona, la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, Peking University y el Cruyff Institute y instituciones relacionadas con marcas como Toshiba Medical, el Centro de Visión por Computador, Leitat y el Gatorade Sports Science Institute que pretenden aportar al mundo del deporte otros conocimientos y permitir al club alcanzar los 1.000 millones de euros en ingresos en 2021. 

Un retorno de los ingresos difícil de cuantificar. Tan solo los másters impartidos generan ingresos directos, aunque diminutos, y desde el club esperan que los productos que se desarrollen puedan tener un buen rendimiento económico, pese a que, cabe destacar, que gran parte de ese beneficio recae en los logros deportivos. Es decir, la inversión para mejorar en conocimiento se aplica a las distintas esferas del club para mejorar en no solo en el rendimiento del primer equipo, si no en su éxito, la captación de colaboradores, patrocinadores e inversores. Todo por colocar la marca Barça como referencia.

 

Hoy destacamos