Palco

Gerard Piqué, en un acto junto a Bartomeu | EFE

Gerard Piqué, en un acto junto a Bartomeu | EFE

RAC1: El vestuario del Barça rechaza otro recorte salarial

La plantilla culé no estaría de momento por la labor de ver rebajados sus salarios para solventar las pérdidas del coronavirus

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

03.06.2020 17:30h Actualizado: 03.06.2020 17:35 h.

3 min

Se avecina un nuevo incendio en el Barça. La reducción de ingresos a causa de la pandemia del coronavirus ha dejado al club culé en una situación crítica. Las medidas aplicadas para minimizar este golpe, como el ERTE a los trabajadores o la rebaja salarial del 70% a todos los deportistas no ha sido suficiente para conseguir cuadrar los presupuestos y mantener la viablidad económica de la entidad. 

Lo que obligará a Josep María Bartomeu a tomar una nueva decisión en este sentido. Y serán de nuevo los futbolistas los que saldrán peor parados. Las nóminas de los jugadores profesionales, junto la amortización en fichajes, representan más del 60% del gasto total del club. Si, tal y como se lleva especulando estas semanas, los presupuestos descienden un 25% el curso que viene a causa de las pérdidas provocadas por la pandemia (de 1.000 a 800 millones), la situación será insostenible. 

Josep Maria Bartomeu en una foto de archivo / EFE

Josep Maria Bartomeu en una foto de archivo / EFE

Y es por eso que el presidente azulgrana ya comunicó hace unas semanas a los jugadores, en una reunión donde también participó el CEO del FC Barcelona Òscar Grau, que está encima de la mesa una nueva rebaja salarial sensiblemente inferior a la primera, pero que comportaría un ahorro de cerca de diez millones que debería asumir la plantilla. Una propuesta que no ha tenido buena acogida dentro del vestuario. 

La plantilla culé, en contra

Según avanzó RAC1, los jugadores, con Messi a la cabeza, escucharon a Bartomeu durante esa reunión. Y no gustó la idea de llevar a cabo una nueva reducción de salario dentro de la plantilla. No obstante, desde la directiva tienen claro que será la solución más efectiva para equilibrar los números. No es una decisión tomada por gusto, sino por necesidad, y que demuestra de nuevo la frágil situación económica del Barça en estos momentos. 

Bartomeu y Grau visitando el entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Bartomeu y Grau visitando el entrenamiento del Barça / FC Barcelona

No obstante, la sintonía entre la plantilla y la junta directiva de Bartomeu no es idílica. Lo que ha llevado a los jugadores a, de momento, no aceptar la idea de ayudar al presidente. Pero no solo eso, sino que además, según la citada información, el club culé se plantea también revisar los contratos de la próxima temporada. Las fuentes de la entidad azulgrana consultadas por Culemanía declinan hacer comentarios al respecto de esta cuestión y mantienen una política de silencio absoluto sobre todo lo referente a cuestiones salariales. 

En función de las ventas

Asimismo, hay que destacar que ahora mismo la gran preocupación de Bartomeu no es esta rebaja salarial, sino el cuadrar los presupuestos de este año antes del 30 de junio. La entidad catalana necesita vender por valor de cerca de 50 millones de euros para equilibrar los números. 

En este sentido, según avanzó As, la reducción de los salarios es una cuestión que todavía sigue encima de la mesa, pero de cara ya al curso que viene. La intención del FC Barcelona es superar esta situación a través de ventas millonarias, para así evitar nuevos contratiempos con los jugadores. 

Josep María Bartomeu, en una imagen de archivo | EFE

Josep María Bartomeu, en una imagen de archivo | EFE

Prácticamente toda la plantilla culé está en el mercado. No obstante, los que tienen más números de salir y dejar una cantidad importante en las arcas de la entidad son Todibo, por el que se espera sacar más de 25 kilos, o Rakitic, Arturo Vidal y Rafinha, que podrían dejar más de 15 kilos cada uno. 

Además, tampoco se descarta la venta de algún jugador mucho más cotizado en el mercado, como es el caso de Semedo, por el que suspira el Manchester City de Pep Guardiola, o un Philippe Coutinho con varias novias en la Premier. La situación podría provocar también que se escuchen ofertas por Dembelé, Arthur o, incluso, Griezmann. 

Arturo Vidal, Carles Aleñá, Ivan Rakitic y Nelson Semedo en un entrenamiento del Barça / EFE

Arturo Vidal, Carles Aleñá, Ivan Rakitic y Nelson Semedo en un entrenamiento del Barça / EFE

Finalmente, una última fórmula que se contempla para cuadrar los balances y tratar de reducir al máximo esas pérdidas pasa por emular el artificio que tan buenos resultados contables dio el año pasado con la operación Cillessen-Neto. Intercambios de jugadores tasados al alza para equilibrar balances. Lo que sí parece evidente es que Bartomeu está obligado a moverse, y tomar decisiones. Y parece que no podrá contar con el apoyo de los jugadores en esta nueva misión. 

 
Hoy destacamos