Palco

Superliga Europea y UEFA, en un montaje / CULEMANÍA

Superliga Europea y UEFA, en un montaje / CULEMANÍA

Los rebeldes de la Superliga se debilitan en el mercado de fichajes

Barça, Madrid y Juventus se postulan como principales perdedores tras las represalias impuestas por la UEFA

Jonathan Mondéjar

27.08.2021 23:12h

3 min

Se viene una época oscura para algunos clubes europeos. Serán unos tiempos en los que se pasará mucho hambre. La pandemia ha significado unas pérdidas muy importantes para muchos equipos del continente.

En el panorama nacional, FC Barcelona y Real Madrid se postulan como los grandes damnificados de la Liga tras los últimos acontecimientos. En el europeo, la Juventus sería el tercer combinado que pagará los platos rotos por parte de la UEFA.

Ceferin e Infantino en una imagen de archivo / EFE

Ceferin e Infantino en una imagen de archivo / EFE

La incursión de la Superliga, que de momento está parada, supuso uno de los mayores movimientos de rebeldía por parte de los equipos sobre los “dueños o jefes del fútbol”. Era un proyecto que implicaba la creación de una nueva competición formada por los mejores clubes de la élite europea. Su funcionamiento estaría gestionado por ellos mismos, dejando de lado la UEFA, y que generaría una entrada masiva de millones de euros a los llamados “fundadores”.

Los tres que siguen con el proyecto

Esos serían los principales perjudicados de las consecuencias de la UEFA. El organismo estaría planeando represalias para los desertores. Ese acto de rebeldía que debe ser castigado y que puso el mundo del fútbol patas arriba. Fueron unos momentos de zozobra, que muchos clubes no aguantaron. Solo el FC Barcelona, el Real Madrid y la Juventus de Turín serían los que siguen adelante. Eso sí, con muchos riesgos.

La situación del Barça, dramática

No hay otra manera de definir la situación culé. El conjunto catalán ha sufrido mucho tras la pandemia y su plantilla se ha visto debilitada. Sobre todo por la marcha de Leo Messi al París Saint Germain. El equipo parisino se postula como uno de los grandes beneficiados por la UEFA.

Leo Messi en una imagen de su presentación con el París Saint-Germain / PSG

Leo Messi en una imagen de su presentación con el París Saint-Germain / PSG

El poco interés en controlar el fair play financiero de la entidad presidida por Nasser Al-Khelaifi es algo que perjudica a los tres equipos ya mencionados, entre los que se encuentra el Barça. El PSG tiene por detrás un entramado económico que consiste en tener a un país detrás, Qatar, con el que respaldarse en caso de apuro. Joan Laporta ha visto como su máxima estrella ha reforzado a un rival directo. Y ya hay consecuencias directas en el valor de las plantillas. Si bien la culé tiene un valor de 766 millones de euros, la francesa lo tiene de 993. Es decir, una amplia diferencia, que puede verse aumentada tras la necesidad del Barça de desprenderse de más hombres. Dramático.

El Madrid, status menos malo que el Barça

El Real Madrid también tiene problemas financieros. No es el nivel del Barça, pero tiene que andar con ojo, ya que Florentino Pérez está viendo como los magnates de los llamados “clubes estado” están en disposición de invertir mucho dinero de origen desconocido. Ellos pueden pagar e invertir, mientras que los clubes que no son SAD dependen únicamente de sus gestiones deportivas.

Sergio Ramos entrenando en las instalaciones del PSG / PSG

Sergio Ramos entrenando en las instalaciones del PSG / PSG

Sin embargo, no todo está perdido para el club de Chamartín. Tiene una última bala en forma de bombazo futbolístico: Kylian Mbappé. Todo pasaría por él. Sería todo un refuerzo que catapultaría de inmediato al club merengue, que ha visto como no ha podido mantener en la plantilla a su pareja titular de centrales. Sergio Ramos y Rapahel Varane se han marchado al PSG y al ManU respectivamente. Son clubes millonarios cuyos recursos son innumerables. Es decir, no pueden competir con ese tipo de estrategias. Como consecuencias, al igual que el Barça, el Real Madrid (con un valor de plantilla de 738 millones por los 955 del ManU) ha reforzado a rivales directos europeos.

La Juventus, el tercero en discordia

Es el que sigue con el proyecto de la Superliga y que sigue pagando las consecuencias de la UEFA, que hace la vista gorda sobre los clubes que se refuerzan gastando millones y millones sin tener en cuenta el fair play. El equipo italiano tiene un valor de 609 millones, el menor de los ya mencionados. Ha tenido que vender a su estrella, Cristiano Ronaldo, que ha reforzado al Manchester United otra vez, en detrimento del City (con un valor de mercado de más de 1000 millones), que también le pretendía. Una salvajada.

El abrazo entre Cristiano Ronaldo y Massimiliano Allegri / EFE

El abrazo entre Cristiano Ronaldo y Massimiliano Allegri / EFE

Con las cifras en la mano, Barça, Madrid y Juve están perdiendo pistón sobre los clubes estado. El PSG y los equipos de Manchester y el Chelsea están sacando tajada, con el respaldo millonario de sus magnates. Eso sí, con el beneplácito de la UEFA, que prefiere seguir con el rencor provocado por la Superliga en lugar de equilibrar el sistema.

 
Hoy destacamos