Palco

Imagen de archivo de la Champions League / EFE

Imagen de archivo de la Champions League / EFE

Los recortes en Champions destrozan el mercado de fichajes

Los clubes que participaron en competición europea ingresaron 575 millones de euros menos

Pau Beya Acero @pbeya96

30.09.2020 00:54h

2 min

La crisis del coronavirus sigue golpeando al mundo del deporte. La suspensión de las competiciones y la posterior obligación de disputar los encuentros a puerta cerrada han mermado los ingresos de todos los clubes del planeta. El FC Barcelona, por ejemplo, estima que su presupuesto para la temporada 2020-21 bajará 300 millones de euros respecto al pasado ejercicio.

El coronavirus también afectó a los ingresos derivados de la Champions y la Europa League. El aplazamiento de las competiciones y el cambio de formato para la fase decisiva de las competiciones provocó que las televisiones cortaran el grifo a la UEFA. El máximo organismo europeo hizo lo propio con los clubes.

De esta forma, tal y como explicó el FC Barcelona en un comunicado emitido a principios de septiembre, los equipos que participaron en la última edición de la Champions y la Europa League cobrarán 575 millones de euros menos en concepto de los derechos de televisión. Esto, evidentemente, ha repercutido en el mercado de fichajes.

Mercado parado

Si bien es cierto que todavía quedan seis días para que finalice el periodo de traspasos, este año se ha movido mucho menos dinero que en 2019. El ejemplo más claro es el Real Madrid, que ha pasado de invertir 352 millones de euros a no gastar ni un euro. Las únicas caras nuevas son Odegaard Borja Mayoral, cedidos el pasado curso.

Odegaard jugando el Real Sociedad-Real Madrid / EFE

Odegaard jugando el Real Sociedad-Real Madrid / EFE

La diferencia del FC Barcelona también es notable. En 2019 pagó 273 millones de euros y este curso únicamente ha gastado 103, 43 de los cuáles los prometió antes de la pandemia -Trincao, Pedri y Matheus-. El Atlético de Madrid, por su parte, gastó 243 millones de euros en 2019 y este verano solo ha invertido 34 'kilos'.

La Juventus, que ha bajado de los 223 a los a 89 millones de euros -72 de los cuáles fueron para el traspaso de Arthur-, el Manchester United, que ha pasado de los 214 a los 39 millones de euros, y el Bayern de Múnich, que ha invertido 98 millones de euros menos (143 por 45), son otros ejemplos de grandes clubes que han tenido que ser conservadores en época de coronavirus.

Excepciones

Como siempre, hay excepciones. La más notable es la del Chelsea, que tras no poder fichar el pasado verano por una sanción de la FIFA, ha gastado 247 millones de euros este verano entre Kai Havertz, Timo WernerBen Chilwell, Edouard Mendy y Hakim Ziyech. Los blues se han rascado el bolsillo después de no haberse podido mover en 2019.

Kai Havertz en una imagen de archivo con el Bayer Levekusen / EFE

Kai Havertz en una imagen de archivo con el Bayer Levekusen / EFE

Menos explicaciones tiene lo del Manchester City. El equipo skyblue apenas ha sufrido las consecuencias del coronavirus. No tuvo que recortar salarios y ha podido gastar tanto como el año pasado. Si en 2019 invirtió 166 millones de euros, este verano ha pagado otros 156. La diferencia es mínima. Esto se explica por el apoyo de un propietario multimillonario que tampoco ha notado la repercusión del coronavirus.

Los recortes en Champions han destrozado el mercado de fichajes. Los clubes han ingresado 575 millones de euros y esto, evidentemente, se ha notado en el periodo de traspasos. La gran mayoría de equipos han gastado menos que en 2019.

 
Hoy destacamos