Palco

Ferran Reverter y Joan Laporta en la presentación de la Due Diligence habla sobre el modelo SAD / EFE

Ferran Reverter y Joan Laporta en la presentación de la Due Diligence habla sobre el modelo SAD / EFE

Reverter asesta otro golpe a Laporta: cinco dimisiones en 11 meses

El CEO abandona el club por discrepancias con el presidente respecto al acuerdo del Barça con Spotify

Lluís Regàs @LluisRegas

08.02.2022 13:43h Actualizado: 08.02.2022 14:56 h.

3 min

Más grietas en el Barça. La dimisión de Ferran Reverter constata las tensiones internas que se viven en el club entre la junta directiva que preside Joan Laporta y algunos ejecutivos, directivos y avalistas del club. El 13 de marzo, solo seis días después de que el actual presidente ganara con mucha suficiencia las elecciones, dimitió Jaume Giró, actual conseller de Economía y Hacienda de la Generalitat. Oficialmente, por motivos profesionales. Ahora, tras filtrarse el acuerdo con Spotify para las próximas tres temporadas, es el CEO del club quien abandona el barco. Antes también lo hicieron Jaume Llopis, Jordi Camps y Enric Llopart. En 11 meses, Laporta acumula cinco dimisiones.

La dimisión de Giró fue un duro golpe para Laporta, que recibió un primer aviso. El actual conseller de Economía y Hacienda se desmarcó muy pronto de un proyecto con el que no sintonizaba. A partir de entonces, el equipo de Laporta tuvo muchos problemas para reunir los 124,6 millones del aval. El trámite se solucionó gracias a las aportaciones de Jaume Roures José Elías. Eduard Romeu, su hombre de confianza, fue nombrado vicepresidente económico del club.

Reverter, Due Diligence y forensic

Reverter alcanzó gran protagonismo durante la presentación de la Due Diligence. El pasado 6 de octubre, el máximo ejecutivo del Barça cifró en 1.350 millones de euros la deuda del club y cargó duramente contra la anterior junta directiva, presidida por Josep Maria Bartomeu. El CEO del Barça anunció que el club había detectado algunas irregularidades en las cuentas del club que debería resolver un forensic.

Joan Laporta con su asesor económica durante la campaña electoral, Jaume Giró / EFE
Joan Laporta y Jaume Giró, durante la campaña electoral / EFE

En los últimos días, Reverter, que alcanzó gran prestigio como gestor en MediaMarkt, ha liderado las negociaciones con Spotify. Reducida en 159 millones de euros la masa salarial del primer equipo de fútbol, la gran obsesión de Laporta pasaba por encontrar nuevos patrocinadores. Esta temporada, Rakuten y Beko pagaban 30 y 10 millones de euros respectivamente, por los 55 y 19 que abonaron hasta entonces. Ambas compañías, además, ya habían anunciado que no prorrogarían su compromiso con el club azulgrana más allá del 30 de junio de 2030.

El acuerdo con Spotify

El lunes por la noche, Rac1 desveló que el Barça había alcanzado un acuerdo con Spotify por tres temporadas a cambio de 280 millones de euros. El acuerdo contempla el patrocinio de las camisetas de los equipos de fútbol masculino y femenino, la parte trasera de la camiseta de entrenamiento y el apellido comercial del Camp Nou. Algunas fuentes aseguran que Reverter consideraba insuficiente la aportación de la empresa tecnológica. Su dimisión también se debe a otras discrepancias con la junta directiva.

En los últimos meses se han producido varias dimisiones en el Barça. Sorprendió, por ejemplo, la renuncia de Jaume Llopis, miembro de la Comisión Espai Barça, tras el anuncio de que el club no renovaría el contrato de Leo Messi. "No se ha hecho todo lo que se podía hacer", criticó Llopis, quien denunció "la frialdad" de Laporta con el delantero argentino. "No ha habido voluntad real de negociar la continuidad de Messi", añadió el exdirectivo, convencido de que el motivo de su salida del club fue "una decisión de ejecutivos que no conocen al Barça y lo consideran una multinacional al uso".

Eduard Romeu, vicepresidente del Barça de Laporta, durante la Asamblea de socios compromisarios del pasado verano / FC Barcelona
Eduard Romeu, en la asamblea de socios compromisarios / FCB

Otras renuncias

Jordi Camps, director del área comercial, y Enric Llopart, también abandonaron el Barça en los últimos meses. Llopart se incorporó al Barça en 2018 para liderar el departamento digital, un área estratégica de la entidad en su plan de negocio relacionado con los fans globales. Dimitió tras el acuerdo del Barça con Ownix para explotar el negocio de las criptomonedas y los NFT (Non Fungible Tokens). El club rescindió poco después el acuerdo tras desvelarse que Moshe Hogeg, socio accionista de Ownix y propietario del Beitar Jerusalemhabía sido detenido por la comisión de un supuesto delito de fraude con las criptomonedas y un presunto delito sexual sobre una modelo que lo ha denunciado. Hosheg conocía personalmente a Laporta porque habían compartido negocios en el pasado.

La renuncia de Reverter tendrá consecuencias. Falta por ver ahora cómo reacciona Eduard Romeu. El vicepresidente económico tenía muy buena sintonía con el CEO y, en círculos privados, había confesado que se planteaba su dimisión como directivo del Barça.

 
Hoy destacamos