Palco

Julien Bergeaud y Jaume Roures en un acto de Telefoot / Mediapro

Julien Bergeaud y Jaume Roures en un acto de Telefoot / Mediapro

Roures se asocia con Netflix en Francia tras fracasar su acuerdo con Bein Sports

El empresario catalán propietario de Mediapro inicia un nuevo proyecto con la plataforma de ‘streaming’

Oriol Quintana @urikingkat

31.07.2020 10:54h Actualizado: 31.07.2020 10:57 h.

2 min

Mediapro anunció este martes un nuevo proyecto en territorio francés vinculado al fútbol. La compañía de Jaume Roures se ha asociado con la TF1 por la creación del canal Telefoot. La nueva cadena emitirá partidos de la Ligue 1, de la Ligue 2 a partir del 17 de agosto y para las próximas cuatro temporadas, hasta el año 2024.

Entrarán por la puerta grande. A parte de asociarse con TF1, televisión de referencia en Francia, también lo harán con Netflix. Por 30 euros al mes, los abonados a la plataforma de streaming podrán ver fútbol y todo el catálogo de películas, series y documentales.

Jaume Roures, cofundador de Mediapro / EFE

Jaume Roures, cofundador de Mediapro / EFE

De momento, tienen la licencia para emitir ocho partidos de Ligue 1, ocho de Ligue 2 y toda la Champions y la Europa League. Queda por ver donde podrán ver los franceses la Liga y la Serie A, hasta ahora propiedad de Bein Sports, y la Premier League, en exclusividad en RMC Sports.

Jaume Roures, fundador del grupo, y Julien Bergeaud, director general de Mediapro Sport France comentaron sobre esta asociación que “nos permitirá ofrecer lo mejor del fútbol francés y europeo y lo mejor del entretenimiento dentro de la misma oferta comercial”.

Bein Sports, a los juzgados

En abril saltó la noticia que Nasser Al-Khelaifi, propietario de Bein Media y presidente del PSG, será juzgado en septiembre en Suiza. Se le investiga de una presunta trama de corrupción vinculada a la FIFA por “gestión desleal, instigación y falsificación de documentos de corrupción pasiva”.

También se acusa a Jerome Valcke, exsecretario general de la FIFA, por negocios relacionados con los derechos de transmisión de eventos deportivos. Concretamente mundiales de fútbol y copas de las confederaciones. En esta trama corrupta también ha salido salpicado Mediapro.

Nasser Al-Khelaifi en una imagen de archivo en París / EFE

Nasser Al-Khelaifi en una imagen de archivo en París / EFE

Aunque no tienen vinculación directa, la investigación también ha puesto el ojo sobre Gerard Romy, cofundador de la empresa de Jaume Roures, a quien acusan de delitos parecidos al de Nasser Al-Khelaifi. “Conspiró desde sus puestos para participar en tramas que incluían la inducción a cometer delito, ofrecimiento, aceptación, pago y recepción de pagos ilegales de origen desconocido, sobornos y retrocomisiones”, apuntaban.

Con el futuro incierto de Bein Sports, Mediapro ya ha dado pasos adelante y se garantiza el futuro con una fórmula innovadora de la mano de TF1 y de Netflix, dos potencias en el mercado audiovisual. Ahora cabe ver qué acogida tienen en el mercado galo.

 
Hoy destacamos