Palco

Una foto de Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG / Twitter

Una foto de Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG / Twitter

La sanción al Milan que pone los pelos de punta a Nasser Al-Khelaifi

El conjunto italiano ha sido definitivamente excluido de la Europa League y la UEFA advierte así al resto de clubs que no cumplan con el Fair Play Financiero

  • Archivado en:
  • PSG

Redacción Culemanía @culemanias

28.06.2019 13:53h Actualizado: 28.06.2019 13:55 h.

2 min

Bombazo en Italia. El AC Milan ha sido definitivamente excluido de la Europa League por el TAS que anunció la sanción al club italiano este viernes en un comunicado: "El Milan está excluido de participar en las competiciones de clubes de la UEFA en la temporada 2019-20 como consecuencia del incumplimiento de sus obligaciones de equilibrio del Fair Play Financiero durante los períodos de 2015/2016/2017 y 2016/2017/2018", indicó. Un sentencia que castiga al club rossonero a estar fuera de las competiciones internacionales por cuarta vez en las últimas seis campañas.

Además, la sanción es toda una declaración de intenciones que alerta al resto de clubs europeos sobre la seriedad que va a tomar a partir de ahora este asunto en la UEFA. Advierte a todos ellos, pero pone especial hincapié en los grandes del viejo continente acostumbrados a hacerse con los fichajes más caros y mejor valorados del mercado dado su músculo financiero.

Una situación que pone en alerta al presidente del PSG, Nasser Al-Khelaïfi, muy cuestionado por estas prácticas en el pasado y por la procedencia del capital del que dispone. 

En vilo

De momento, no hay por qué preocuparse, pero el jeque árabe cuenta con un currículum oscuro. Ya en 2017, tras los fichajes de Neymar Jr. y Kyllian Mbappé estuvo en el punto de mira, pero la cesión del extremo francés le permitió maquillar las cuentas hasta el próximo ejercicio

No es una ley de difícil cumplimiento, pero el mercado actual y los precios estratosféricos que alcanzan las principales estrellas ponen en jaque la viabilidad económica del club. La UEFA exige a los clubs que básicamente cumplan con la norma establecida de no gastar más de lo que se ingresa para así limitar y tener controladas las pérdidas económicas de los diferentes equipos y evitar así futuros endeudamientos inasumibles.

Una foto de Nasser Al-Khleaïfi, presidente del PSG / Twitter

Una foto de Nasser Al-Khleaïfi, presidente del PSG / Twitter

El tope cuantitativo es de 100 millones, es decir los equipos no pueden gastar más de 100 millones de euros de la cifra total de sus ingresos, una ley que solo afecta a los clubs que participan en competiciones que rige la UEFA como la Champions y la Europa League, como es el caso del PSG y el Milan, respectivamente.

Para contrastar las cifras, la UEFA analiza y evalúa el balance económico de los clubs de los tres últimos ejercicios económicos y en caso de encontrar una irregularidad, la sanción se aplica para la temporada siguiente, tal y como ha ocurrido con el conjunto italiano.

La llave de los patrocinios

Dicha normativa obliga a los clubs más poderosos a mejorar sus contratos de patrocinio y sponsors en busca de capital asegurado. El PSG, por ejemplo, ya se ha encargado de solventar esta cuestión. Tal y como anunció este viernes, el club parisino se comprometió con la casa norteamericana Nike hasta el año 2032, por un total de 80 millones de euros al año. Alcanzando así el ránking de los cinco mejores equipos de Europa y asegurándose un ingreso de 1.040 millones de euros para la próxima década. 

 

 
Hoy destacamos