Palco

Imagen de archivo de Luis Rubiales / EFE

Imagen de archivo de Luis Rubiales / EFE

El soborno que calienta la guerra fría entre Roures y Rubiales por la final de Copa

Faltan cinco días para el partido y aún no se sabe qué cadena lo emitirá

Pau Beya Acero @pbeya96

20.05.2019 22:47h

2 min

La historia de nunca acabar. Luis Rubialespresidente de la Real Federación Española de Fútbol, y Jaume Roures, propietario del grupo Mediapro, se la tienen jurada desde hace tiempo. Una guerra abierta que no hace ningún bien a este deporte y que afecta, en el caso que tratamos a continuación, a los espectadores y a los canales de televisión.

Y es que a falta de cinco días para que se dispute la final de la Copa del Rey entre FC Barcelona Valencia, aún no se sabe dónde podrá verse el encuentro. La RFEF concedió los derechos a Radio Televisión Española, pero el Juzgado Mercantil nº 12 de Madrid ha anulado el concurso.

El soborno

El auto obliga a la Federación a considerar la oferta que realizó Mediapro para emitir la final de Copa. Cabe recordar que el ente dirigido por Luis Rubiales excluyó a la empresa de Jaume Roures de todos sus concursos por "razones de código ético". El dirigente lo justificó mediante unas pruebas de presuntos sobornos de directivos de Mediapro a integrantes de la FIFA.

Una foto de Luis Rubiales, presidente de la RFEF / EFE

Una foto de Luis Rubiales, presidente de la RFEF / EFE

Y así fue. La RFEF dejó fuera de concurso a Roures mientras aceptó las ofertas de Mediaset, Atresmedia y la que posteriormente sería la ganadora, RTVE. La empresa del catalán se defendió, alegando que no había sido condenada por soborno y recordando sus contratos de derechos con la misma FIFA u otras federaciones.

Este lunes, el Juzgado Mercantil nº12 de Madrid le ha dado la razón a Mediapro. La RFEF está obligada a incluir la oferta de Mediapro y a retrotraer las actuaciones hasta antes de la exclusión de la empresa. Es decir, que Mediaset Atresmedia, que no lograron los derechos en el concurso original, podrían volver a presentar sus credenciales para albergar la final sabiendo la cifra con la que RTVE se hizo con la emisión: unos tres millones de euros.

"Abuso flagrante"

El juez califica la no aceptación de la empresa de Roures como un "abuso flagrante de la posición de dominio que ostenta la RFEF". Respecto a los plazos que estableció la Federación para el concurso, el auto lo define como una "premura inusual impropia de un evento como el que nos ocupa". Cabe recordar que los derechos se adjudicaron en apenas una semana. 

Una foto de Jaume Roures, propietario de Mediapro, en un evento / EP

Una foto de Jaume Roures, propietario de Mediapro, en un evento / EP

La decisión refuerza la defensa de Mediapro, que en un comunicado ha explicado que "la contundencia viene a avalar lo mantenido hasta ahora por Mediapro: está totalmente capacitado para participar en concursos de reparto de derechos por parte de la Federación u otro organismo deportivo". 

El auto del juzgado repercute también en la adjudicación de derechos del VAR. La RFEF publicó las bases del concurso hace unos días y en ellas consta la cláusula que utilizó para excluir a Mediapro de la final de Copa y que hoy el Juzgado Mercantil nº12 de Madrid ha desestimado. La guerra entre Rubiales Roures continúa y provoca que, a cinco días de una final, aún no se sepa dónde se podrá ver.

 

Hoy destacamos