Palco

Móvil y auriculares con la aplicación de Spotify activa / EFE

Móvil y auriculares con la aplicación de Spotify activa / EFE

Spotify, el nuevo sponsor del Barça que fomenta el negacionismo

Polémica al no haber censurado la empresa multimedia a Joe Rogan, un altavoz de las teorías antivacunas

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

10.02.2022 01:26h Actualizado: 09.03.2022 01:14 h.

3 min

Si bien es cierto que todavía no se ha hecho oficial, Spotify tiene todas las papeletas de convertirse en cuestión de días (u horas) en el nuevo patrocinador principal del FC Barcelona. Pero como en toda gran empresa, las polémicas están a la orden del día. En el caso de la multinacional de servicios multimedia, a pesar de "caer bien" a casi todos por relacionarla con la conocida plataforma de música en streaming, no se ha salvado en las últimas fechas de las críticas por financiar, y luego no cortar las alas, los podcasts de un cómico estadounidense que fomenta el negacionismo.

Se trata de Joe Rogan, seguido nada menos que por diez millones de oyentes, y que además de ser un difusor de las teorías antivacunas también ha protagonizado otros episodios incendiarios. Un ejemplo es la utilización reiterada de la palabra nigger en algunos de sus podcasts, algo que ha sido tildado de racismo encubierto por diversos sectores, y que ha obligado a Spotify a mover ficha y borrar un centenar de episodios de The Joe Rogan Experience.

Un usuario trata de acceder a la aplicación Spotify  / PEXELS

Un usuario trata de acceder a la aplicación Spotify  / PEXELS

Entre la espada y la pared

Pese a la acción coercitiva, el máximo ejecutivo de Spotify, Jon Elk, ha asegurado que no quiere "silenciarlo" como creador, añadiendo que únicamente hay que tener claras las "líneas sobre el contenido y tomar acción cuando se crucen, pero cancelar voces es un terreno resbaladizo". La cuestión es que cada vez son más los oyentes, y también algunos cantantes y creadores de contenido de la plataforma, los que piden a los directivos de Spotify que eliminen la cuenta de Joe Rogan, al haber fomentado actitudes racistas y también negacionistas.

Las palabras del humorista norteamericano, un experto en promover teorías conspiranoicas y antivacunas, están llevando a algunos músicos históricos, como Neil Young, a retirar sus canciones de la plataforma para presionar de esta forma a Spotify. Además de los creadores, también la Casa Blanca ha señalado que la multinacional sueca debería hacer más para combatir la "desinformación" que reina en las redes sociales y en las plataformas como la suya, con centenares de millones de suscriptores y una tendencia todavía ascendente.

"Buscamos brindar equilibrio y acceso a la información científica y médica relacionada con la pandemia", ha explicado en los últimos días el consejero delegado y cofundador de Spotify, Daniel Ek. Para conseguirlo y de paso reducir la polémica que les rodea, Spotify emitirá a partir de ahora un aviso de contenido en los podcast que hablan sobre el Covid, dirigiendo a los oyentes a medios de comunicación y páginas web oficiales que ayuden a comprender los riesgos de la enfermedad y a transmitir la información más contrastada posible.

El Camp Nou, que pasará a denominarse Camp Nou Spotify, lleno de aficionados en un partido del Barça / FCB

El Camp Nou, que pasará a denominarse Camp Nou Spotify, lleno de aficionados en un partido del Barça / FCB

Una expansión imparable

Hoy por hoy la marcha de Neil Young no ha producido un efecto acordeón, pero no se descarta que así sea si Joe Rogan continúa provocando más polémicas en las próximas fechas. De momento, la realidad es que la empresa sueca no deja de invertir dinero dentro y fuera de la industria musical y el podcast, como queda claro con el acuerdo que está a punto de firmar con el FC Barcelona para convertirse en el principal patrocinador del club. El nombre de la marca aparecerá como apellido del Camp Nou, en concepto de title rights, y también en las camisetas del equipo masculino, el femenino y una franja de la elástica de entrenamiento, que hasta ahora ocupaba Beko.

El contrato tendría una duración de tres temporadas, y el Barça recibiría teóricamente una cifra total de 280 millones de euros por todo el pack. Con todos los detalles del acuerdo prácticamente cerrados, ya sólo falta una firma que podría consultarse en Asamblea para ser ratificada de forma definitiva.

 
Hoy destacamos