Palco

Luis Rubiales presentando la Supercopa de España en Arabia Saudí / EFE

Luis Rubiales presentando la Supercopa de España en Arabia Saudí / EFE

La Supercopa de España en Arabia Saudí corre peligro

Difícilmente se pueda repetir la sede del curso pasado por el coronavirus

Oriol Quintana @urikingkat

01.12.2020 09:31h Actualizado: 01.12.2020 09:34 h.

2 min

El coronavirus pone en jaque la próxima edición de la Supercopa de España. La competición estaba programada para mediados de enero en Araba Saudí, pero por la pandemia y las consecuencias económicas que esta conlleva dificultan esta edición. Así lo informó El Partidazo de la cadena COPE.

En ningún caso la RFEF tiene en mente cancelar los partidos y su intención era viajar al país asiático. Las semifinales se disputarán el próximo 13 y 14 de enero y la final, el 17. Ahora están buscando una sede dentro de España, sin salir de las fronteras, que albergue estos partidos, todo apunta que sin público en los estadios.

Esta temporada disputarán la Supercopa de España el Real Madrid, como ganador de la Liga; el FC Barcelona, como subcampeón y la Real Sociedad y el Athletic Club, finalistas de la Copa del Rey. La final de la competición copera todavía no se ha podido disputar pues en mayo estábamos en plena pandemia.

El cuarteto arbitral, en el Barça-Atlético de la Supercopa | EFE

El cuarteto arbitral, en el Barça-Atlético de la Supercopa | EFE

Los ingresos, en entredicho

La RFEF cerró un acuerdo con la Federación de Arabia Saudí por tres años. Ya se ha disputado una edición. Por cada edición, estaba calculado que se ingresarían cerca de 40 millones de euros, 120 en total. Un pago que Luis Rubiales consideraba vital para la supervivencia de la federación y una gran ayuda para los clubes.

El reparto era el siguiente: 8,9 millones para cada uno de los semifinalistas --más 800.000 fijos por motivos deportivos-- más 1,4 por el subcampeón y dos para el ganador. Unos ingresos importantes, ahora más que nunca, para los equipos de fútbol que este curso no percibirán semejantes cantidades.

Una edición con polémica

Hace un año, a Luis Rubiales le cayó una lluvia de críticas al llevar la competición en una monarquía absolutista donde los derechos de las mujeres dejan mucho que desear. Por primera vez pudieron entrar al estadio y, lo que muchos encontraron como una decisión muy cuestionable aplaudir algo totalmente normal, el presidente la RFEF consideró que “el fútbol era fundamental para abrir fronteras y mejorar sociedades”.

Imagen en las gradas de la Supercopa de España 2020 / EFE

Imagen en las gradas de la Supercopa de España 2020 / EFE

También alzó la voz el Valencia, uno de los asistentes el curso pasado al levantar la Copa del Rey de 2019. Consideraban que el reparto económico no era equitativo y que Barça, Real Madrid y Atlético de Madrid percibían más al ser más conocidos. La próxima edición, todavía no está detallada.

 
Hoy destacamos