Palco

Joan Laporta, Florentino Pérez y Andrea Agnelli, los fundadores activos de la Superliga / CULEMANIA

Joan Laporta, Florentino Pérez y Andrea Agnelli, los fundadores activos de la Superliga / CULEMANIA

La Superliga sigue presionando a la UEFA desde Estados Unidos

FC Barcelona, Real Madrid y Juventus se unirán este verano para jugar un torneo de pretemporada

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

14.06.2022 00:56h

3 min

Puede que el proyecto se encuentre en stand-by, pero no está muerto. Los tres promotores de la Superliga Europea continúan unidos contra la UEFA Champions League, y también contra las reformas que la máxima organización del fútbol europeo pretende implantar de cara a las próximas temporadas, a fin de hacer más atractiva la competición y beneficiosa a nivel económico. FC Barcelona, Real Madrid y Juventus siguen sin estar de acuerdo con las premisas que defiende el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, y es por ello que se han unido en un torneo de verano que se jugará en Las Vegas, San Francisco y Los Ángeles.

Unión de los impulsores de la Superliga

Tres años después, la costa oeste de los Estados Unidos contará con un clásico y, además, con varios partidos que enfrentarán entre sí a los tres impulsores de la Superliga. Tanto culés como merengues han anunciado ya su calendario de partidos de pretemporada como parte del recién creado Soccer Champions Tour, una nueva competición sustentada por AEG para competir con la International Champions Cup, el campeonato veraniego que venían disputando los grandes clubes de Europa en Estados Unidos durante los años previos a la pandemia.

El Soccer Champions Tour contará con un clásico que se jugará el próximo 23 de julio en el Allegiant Stadium de Las Vegas, y que servirá a los dos grandes clubes del fútbol español para llenar sus arcas de millones de euros. Hace tres años ambos equipos se embolsaron seis millones por el clásico disputado en tierras norteamericanas, y de cara a este verano el FC Barcelona se llevará nada menos que 10 kilos por los cuatro partidos que jugará ante Real Madrid, Juventus, Inter de Miami y New York Red Bulls.

En busca del tesoro en Norteamérica

El club presidido por Joan Laporta ya cobró cinco millones de euros por su amistoso en Australia, por lo que en los próximos meses podrá seguir sumando unos ingresos muy necesarios en este aspecto. El Real Madrid también echará el balón a rodar el 26 de julio contra el Club América en el Oracle Park de San Francisco, mientras que el 30 de julio acabará su participación en el torneo midiéndose a la Juventus en el Rose Bowl Stadium de Los Ángeles. El FC Barcelona, paralelamente, jugará un partido más --además del clásico-- en esta competición, en el que se enfrentará a la Juventus el 26 de julio en Dallas.

Montaje sobre la nueva gira americana del Barça por Miami y Nueva York / FCB

Montaje sobre la nueva gira americana del Barça por Miami y Nueva York / FCB

Cabe recordar que, en 2019, Barça y Madrid aglutinaban el 50% de los ingresos por amistosos disputados en pretemporada de todo el fútbol español. Ambos conjuntos disfrutaban de un caché que rondaba los tres millones de euros por partido cuando se trataba de viajar a Estados Unidos o Asia, mientras que en Europa superaban los 1,5 millones de euros. Sólo el Atlético de Madrid se coló de forma intermitente en estos términos, pudiendo cobrar más de un millón por alguno de los amistosos. El FC Barcelona ingresó 18,3 kilos por sus exhibiciones internacionales en la campaña 2018-2019, y 17,5 millones en la pretemporada anterior. Por su parte, los merengues se quedaron en 10,9 millones hace tres cursos por los 18,5 recaudados en la temporada 2017-2018. Ahora, pretenden acercarse a dichas cifras justo después de la crisis de la Covid-19.

A la espera del fallo de Luxemburgo

La unión de los tres promotores de la Superliga en el Soccer Champions Tour es, sin lugar a dudas, una prueba más de que no han renunciado a un proyecto que respira de forma latente pero constante, esperando una oportunidad que podría darse con el fallo del Tribunal de Justicia de Luxemburgo. La decisión deberá determinar sobre si la UEFA "goza de una posición de dominio" --y por tanto un monopolio-- sobre las competiciones europeas. De lo contrario, la Superliga tendría la potestad de organizar un nuevo torneo europeo y recibiría, así, una bombona de oxígeno para seguir adelante en su voluntad de transformar el fútbol en el viejo continente.

Xavi Hernández, saliendo de un entrenamiento, en la previa del amistoso del Barça en Australia / FCB

Xavi Hernández, saliendo de un entrenamiento, en la previa del amistoso del Barça en Australia / FCB

El fallo de Luxemburgo, si es positivo para los intereses de la Superliga, ayudaría notablemente a que Barça, Juventus y Real Madrid vuelvan a recibir el apoyo del resto de grandes clubes europeos. De la docena de equipos que en un principio se sumaron a la iniciativa, hace meses que únicamente quedan tres. Atlético de Madrid, Manchester United, Manchester City, Chelsea, Liverpool, Tottenham, Arsenal, Inter y AC Milan se fugaron del proyecto apenas 48 horas después de que se pusiera en marcha de forma pública, debido en gran medida al revuelo mediático y social que se produjo.

A día de hoy, ninguno de esos nueve clubes tiene previsto volver a menos que se cambien las condiciones y se estudie una alternativa más inclusiva, algo que se ha ido trabajando con el paso del tiempo para llegar a puntos de encuentro entre todas las partes. Joan Laporta, Florentino Pérez y Andrea Agnelli aprovecharán para verse las caras en Estados Unidos y seguir dando vueltas a un proyecto, el de la Superliga Europea, que quizá dieron a luz demasiado pronto... Y que ahora se desarrolla lentamente desde la incubadora.

 
Hoy destacamos