Palco

Una imagen de archivo de las oficinas del Barça / Redes

Una imagen de archivo de las oficinas del Barça / Redes

Todos los detalles de la rebaja salarial a los empleados del Barça

Se han acordado varias medidas como el ERTE, el aplazo de los bonus o la fecha de los pagos diferidos

Oriol Quintana | Víctor Malo

02.12.2020 01:41h

3 min

El FC Barcelona llegó este lunes a un acuerdo con sus trabajadores para un nuevo ERTE que rebaja el salario de 77 empleados un 85%. Después de acordar la adecuación salarial con la plantilla del primer equipo, aún pendiente de más negociaciones, la comisión gestora sigue con el objetivo de reducir los gastos de esta temporada. Llegando a una entente con el comité de empresa, se han aprobado varias medidas.

La más parecida al caso de los futbolistas es un retraso de las cantidades retributivas anuales  de los demás empleados correspondientes al actual ejercicio. A aquellos que perciban más de 150.000 euros anuales, se les aplicará en el 15% de retraso; entre 100.000 y 149.999 euros anuales, el 10%; entre 56.000 y 99.999, el 5% y entre 45.000 y el 55.999, el 2%, según ha podido saber Culemanía

También se difiere el plan de pensiones, que afectará a todo el colectivo de trabajadores, en lo que queda de ejercicio económico (de diciembre de 2020 a junio de 2021). Estos serán abonados como máximo antes de diciembre del 2021. Se ganan así unos meses más de margen.

El ERTE

El ERTE tendrá una afectación para 77 personas, tras una valoración de las cargas de trabajo. Entra en vigor este 1 de diciembre de 2020 y durará hasta, como máximo, el 30 de junio de 2021. Los afectados verán complementada su nómina hasta el 85% del sueldo, con un tope de 2.750 euros brutos al mes (sumando la retribución y la prestación del SEPE) por 12 pagas. El Barça garantiza, después de las negociaciones, la totalidad de la paga extraordinaria de diciembre de 2020.

Los vigilantes de seguridad de las puertas de acceso al Camp Nou un día de partido / ARCHIVO

Los vigilantes de seguridad de las puertas de acceso al Camp Nou un día de partido / ARCHIVO 

En caso de que se produzcan retrasos en el pago de las prestaciones de desocupación por parte del SEPE, la empresa anticipará las cantidades en concepto de pagas extras o bonus. Si el club no puede económicamente hacer el gasto en ese momento, se compromete a tratar cada caso de manera individual.

También se ha acordado la creación de una comisión de seguimiento del ERTE para tener conocimiento de la evolución de este. Esta comisión se reunirá mensualmente y estará formada por tres miembros del comité de empresa y tres personas designadas por el propio club.

Los bonus, aplazados

No solamente una parte del salario será aplazada. Esta medida también afecta a los bonus, unos objetivos contractuales que en caso de conseguirlos repercute en un plus en el salario. Estos pagos también serán retrasados, en caso de que esta temporada se consigan algunos de los objetivos.

“En caso de que no sea posible o suficiente aplicar el retraso sobre las pagas vinculadas a los títulos, se ejecutará el mismo sobre el importe de bonus a generar en este ejercicio (octubre 2021” y “en el improbable caso que ni así se llegue al importe necesario a diferir, se aplicará sobre la paga extra de diciembre 2021 y en caso de no tener, sobre las cuatro primera nóminas (octubre, noviembre, diciembre de 2021 y enero de 2022)”, especifica el comunicado.

Otros acuerdos

Según este comunicado al que ha tenido acceso Culemania, se detalla que la propuesta inicialmente presentada por el club era más desfavorable, pues el retraso de parte de los pagos se iniciaba a partir de los 30.000 euros anuales. También el orden de los conceptos con “la finalidad de intentar afectar mínimamente la nómina ordinaria”.

Una imagen de archivo de las oficinas del Barça / FC Barcelona

Una imagen de archivo de las oficinas del Barça / FC Barcelona

Otro de los puntos que se fijaron es que las cantidades no pagadas serán devueltas como máximo en octubre de 2022. Desvelaron que la entidad no quería concretar ninguna fecha en un inicio pero que finalmente así se ha hecho. En caso de despido, el salario diferido y las aportaciones al plan de pensiones se contemplarán igualmente.

En el caso de que algún empleado termine contrato, antes de ejecutar el salario diferido y de pagar las aportaciones diferidas del plan de pensiones, serán abonadas en el momento de le extinción de la vinculación y con un máximo de tres meses después.

 
Hoy destacamos