Palco

Tusquets en el palco del Camp Nou / EFE

Tusquets en el palco del Camp Nou / EFE

Tusquets ya avisó que “el Camp Nou se cae a trozos”

El estadio del Barça es uno de los puntos más delicados del futuro del club

Redacción Culemanía @culemanias

09.10.2021 10:02h Actualizado: 09.10.2021 11:43 h.

2 min

La construcción del Espai Barça es uno de los puntos más calientes del mandato de Joan Laporta. En 2014 se aprobó la propuesta de la junta de Josep Maria Bartomeu. De momento, está hecho el Estadi Johan Cruyff y el financiamiento se ha visto disparado a 1.500 millones de euros. A corto plazo, lo que preocupa es garantizar la seguridad de los aficionados al Camp Nou, algo que comentó el CEO Ferran Reverter como si fuese una novedad pero que ya había sido advertido anteriormente por el presidente de la gestora Carles Tusquets, quien también avisó de la situación económica que se iba a encontrar Laporta en marzo con sus famosas 14 carpetas

En diciembre de 2020, el presidente provisional después de la dimisión de la anterior junta directiva comentó en RAC1 que “hay zonas en las que se está cayendo el estadio literalmente. Hay una parte de la estructura del estadio que se está cayendo”. E insistió que “en alguna puerta de entrada al estadio han caído trozos del techo. Hay que hacer obras de forma urgente”.

Plano general de la renovación del césped del Camp Nou / FCB

Plano general de la renovación del césped del Camp Nou / FCB

Antes de las elecciones, la comisión gestora destinó 1,5 millones de euros en habilitar el estadio para la celebración de los comicios y que los votantes no corrieran ningún riesgo. Este verano, preparando el estadio para el regreso del público, el Barça invirtió 1,8 millones de euros para solventar esas patologías consideradas como “muy graves”. A falta que vuelva el aforo del 100% al Camp Nou, este miércoles Ferran Reverter insistió en que deben seguir con las mejoras.

“Hemos encontrado un Camp Nou precario”

Ferran Reverter, CEO del Barça, en la presentación de la auditoría comentó el estado del estadio y calificó las instalaciones de “deterioradas”. “Hemos encontrado un Camp Nou precario, había más de 900 patologías, más de 124 de urgentes. Tampoco se ha hablado de las instalaciones de entrenamiento”, añadió.

También desveló el montante necesario para hacer del feudo culé un lugar seguro: “Se han invertido 1,8 millones de euros; pero necesitamos 23 millones para arreglar el estadio”. A todo esto, se espera que a finales de mes, seguramente para el clásico contra el Real Madrid, pueda entrar el 100% del público.

Ferran Reverter durante su brillante exposición sobre la Due Diligence / FCB

Ferran Reverter durante su brillante exposición sobre la Due Diligence / FCB

De esas 900 patologías, la mayoría estaban relacionadas con el hormigón y, como insistió Tusquets, en algunas zonas suponía un serio riesgo de desprendimiento. Con 1,8 millones de euros se solucionaron 119 desperfectos graves en el segundo y tercer anfiteatro y aquellas rampas situadas en los goles.

 
Hoy destacamos