Palco

Pep Costa, Leo Messi y Sergio Busquets en un viaje con el primer equipo / FC Barcelona

Pep Costa, Leo Messi y Sergio Busquets en un viaje con el primer equipo / FC Barcelona

El vestuario del Barça rechaza a la comisión gestora

Las negociaciones sobre la rebaja salarial se complican a tres días de la fecha límite

Redacción Culemanía @culemanias

02.11.2020 13:08h Actualizado: 02.11.2020 13:26 h.

1 min

La comisión gestora que preside Carlos Tusquets se marcó el próximo jueves 5 de noviembre como fecha límite para que la Mesa de Negociación pueda acordar la rebaja salarial, tanto de los jugadores como de los empleados. Es uno de los deberes pendientes que dejó la junta saliente de Josep Maria Bartomeu y una de las carpetas que tiene que resolver la junta provisional.

El objetivo es claro: reducir hasta un 30% la masa salarial de la entidad o, lo que es lo mismo, bajar el gasto en 190 millones de euros. Si no se llega a un acuerdo, el FC Barcelona podría entrar en concurso de acreedores en enero de 2021. Siguen las negociaciones, aunque el acuerdo sigue siendo muy difícil. Quedan 72 horas.

Complicado

Según informó este lunes Què t’hi jugues? de SER Catalunya, las negociaciones entre los abogados de los jugadores y el club se complican. Los futbolistas habrían cuestionado la legitimidad de la junta gestora para tratar asuntos tan decisivos como este. Este miércoles se retomarán las conversaciones en una nueva reunión.

Carles Tusquets en la rueda de prensa de presentación de la Comisión Gestora del Barça / FC Barcelona

Carles Tusquets en la rueda de prensa de presentación de la Comisión Gestora del Barça / FC Barcelona

La pregunta que se hacen desde el vestuario es si la junta provisional puede afrontar una negociación tan trascendental como ésta. No se descarta que los abogados de los jugadores presenten una impugnación al considerar como “inviable” cerrar una negociación antes del día cinco de noviembre.

Por parte del Barça, no hay una propuesta formal y homogénea. Otro de los reproches por parte de la plantilla es que no hay una estrategia común, sino que se negocia individualmente --como el caso ya conocido de Gerard Piqué-- con cada uno de los futbolistas.

Hoy destacamos