Palco

Víctor Font en la presentación de su candidatura a la presidencia del Barça / DIDAC ABRIL - SI AL FUTUR

Víctor Font en la presentación de su candidatura a la presidencia del Barça / DIDAC ABRIL - SI AL FUTUR

Víctor Font apuesta por aplicar el modelo Bayern en el Barça

El primer aspirante a la presidencia del club de cara a 2021 se presenta en sociedad

Víctor Malo @VMalo8

01.02.2019 00:07h

4 min

En el flamante Auditorio Axa de la Diagonal de Barcelona, con una banda de jazz entonando el himno del Camp Nou y con la colaboración del humorista Oriol Cruz –especialmente conocido por sus imitaciones de Iniesta en Crackòvia; así se presentó este jueves a partir de las siete de la tarde el primer candidato oficial a las elecciones del Barça que se celebrarán en 2021.

Ante una audiencia aproximada de 500 personas y con algunas personalidades vinculadas al barcelonismo de cuerpo presente –Carles Puyol, Joan Gaspart, los hermanos Òscar y Roger Garcia, Gerard López, Enric Masip, Ramon Alfonseda, Josep Maria Minguella, Josep Vives (portavoz del Barça) o Jordi Finestres (jefe de comunicación de Laporta)– irrumpió el periodista Antoni Bassas para presentar ante una moderada facción de barcelonistas al nuevo aspirante a la presidencia del club bajo el lema Sí al futur.

Víctor Font con Antoni Basses en su presentación como candidato a la presidencia del Barça / DIDAC ABRIL - SI AL FUTUR

Víctor Font con Antoni Bassas en su presentación como candidato a la presidencia del Barça / DIDAC ABRIL - SI AL FUTUR

Víctor Font, socio fundador con Bassas del diario Ara, se vendió como un hombre de éxito –su empresa, Delta Partners, tiene sedes en Dubái, Singapur, Johanesburgo, Nueva York, San Francisco y Barcelona– y también como un hooligan del Barça. Sus fotos en clave azulgrana y algunas anécdotas de infancia le acercaron tímidamente a una audiencia privada de preguntas.

Independentista confeso

En una conversación distendida entre dos amigos, Font reconoció ser un independentista de nueva hornada que antes “creía en una Cataluña integrada en España”. Sin embargo, se mostró partidario de no hacer política con el Barça aunque desde su entorno han confesado en alguna ocasión que “el club debe estar al lado del país” para romper con la imagen que da la actual junta.

Y tras contar quién es Víctor Font, la propia conversación llevó al modelo que quiere para el Barça. Un consejo directivo dependiente de unos socios con más capacidad de decisión que estaría integrado por tres ejes: un vicepresidente deportivo, un vicepresidente especializado en el sector del entretenimiento para abrir nuevas vías de negocio y un vicepresidente institucional.

Carles Puyol conversa con Joan Gaspart en la presentación de la candidatura de Víctor Font / DIDAC ABRIL - SI AL FUTUR

Carles Puyol conversa con Joan Gaspart en la presentación de la candidatura de Víctor Font / DIDAC ABRIL - SI AL FUTUR

El empresario se mostró crítico con la directiva de Josep Maria Bartomeu y abogó por aplicar un sistema en que las personalidades deportivas importantes en la historia del club se involucren de pleno en el proyecto: no como ejecutivos a sueldo, sino desde la propia junta directiva, como máximos responsables del proyecto.

Si al futur será posible si somos capaces de aglutinar todo el talento que hay dentro del barcelonismo”, expresó con aparente voluntad de tender puentes.

En este sentido, el modelo por el que apuesta Font guarda muchas similitudes con el del Bayern de Múnich, donde los máximos responsables del club marcaron una época como futbolistas. La principal diferencia radica en que los bávaros sí que son una Sociedad Anónima y, por tanto, sus dirigentes, además de históricos vinculados al Bayern, son también los propietarios. En cambio, el Barça seguiría perteneciendo a su masa social. 

Xavi Hernández, el más nombrado

El aspirante a presidir el Barça utilizó a Xavi Hernández como ejemplo perfecto para resumir su idea: “Hay muchos perfiles como el mío, pero Xavi Hernández solo hay uno y tiene que estar en el Barça, con responsabilidad y no como un director que lo fichas para una etapa y se va”.

Incluso repitió en diversas ocasiones la idea de flexibilizar los cargos, en el sentido de que Xavi podría ser el entrenador del Barça en una etapa y si por resultados o necesidades de cambio tenía que dejar de serlo, seguiría vinculado al club en otras tareas del área deportiva. Además, reconoció haber hablado con el egarense, sin hacer mención al negocio que se traen entre manos

Víctor Font conversa con Antoni Bassas en la presentación de la candidatura 'Sí al futur' / DIDAC ABRIL - SI AL FUTUR

Víctor Font conversa con Antoni Bassas en la presentación de la candidatura 'Sí al futur' / DIDAC ABRIL - SI AL FUTUR

En definitiva, Font aboga por romper con el modelo presidencialista porque considera que los posibles presidentes no tienen la experiencia necesaria para dirigir un club como el Barça. Y añade que los rivales más temibles que ve son el Manchester City y el PSG porque tienen estados detrás y funcionan como empresas. No le parece tan peligroso al Real Madrid, al que ve como un modelo presidencialista todavía mucho más exagerado que el Barça y, en ese sentido, peor gestionado.

El reto de la era pos-Messi

Cuando más crítico estuvo con Bartomeu y los suyos fue al menospreciar el objetivo de recaudar 1.000 millones de ingresos –“el modelo está obsoleto”– y al asegurar que “el modelo actual expulsa talento porque no hay mucha gente interesada en involucrarse viendo como funcionan las cosas”. Posiblemente en alusión a figuras como Joan Vilà, Albert Benaiges o su propio director de campaña, Albert Roura.

El Auditori AXA acogió la presentación de la candidatura de Víctor Font / CULEMANIA

El Auditori AXA acogió la presentación de la candidatura de Víctor Font / CULEMANIA

No se trata de pasar de 800 a 1.000 millones”, apostilló, sino de "crecer mucho más trabajando con profesionales realmente preparados para ello". En esta línea puntualizó la importancia del factor “entretenimiento” para sacar mayor rentabilidad al club.

Y cómo gran reto de futuro habló del nombre más adorado por el barcelonismo: Leo Messi. Su objetivo pasa por gestionar debidamente el fin de los días del astro argentino y de “la mejor generación de futbolistas de la historia". Para ello apuesta por hacer fuera de los terrenos de juego lo que hizo dentro del césped otro nombre con poso en la historia blaugrana, Johan Cruyff: "Una revolución".

 

Hoy destacamos