Palco

Una foto de Jordi Mestre durante una rueda de prensa / EFE

Una foto de Jordi Mestre durante una rueda de prensa / EFE

El Whatsapp irrevocable de Mestre antes de dimitir

El ya exvicepresidente del Barça renunció a su cargo como directivo este miércoles y anunció su decisión al resto de la junta través de WhatsApp

04.07.2019 12:31h

2 min

Jordi Mestre presentó este miércoles su dimisión irrevocable como vicepresidente del área deportiva del Barça. Una decisión que sorprendió a todo el barcelonismo y la junta directiva del club en un momento crucial para el devenir de la entidad catalana. En plena remodelación del primer equipo y con los fichajes de Griezmann y Neymar Jr. sobre la mesa y la presentación de Frenkie De Jong este viernes, el empresario hotelero decidió poner punto y final a su vínculo con el FC Barcelona. 

Una dimisión que deja a Josep Maria Bartomeu sin su mano derecha y que abre ahora un debate interno --y también una posible guerra-- sobre quien será su sucesor como responsable de un área que está bajo lupa. Mientras desde el club aseguran que su nombramiento como presidente del Gremio de Hoteleros de Barcelona ha pesado determinantemente en su decisión, otras fuentes, a las que ha tenido acceso este medio, aseguran que la decisión del ya exvicepresidente responde a unas diferencias profundas --como él mismo alegó-- con otros miembros de la junta directiva. 

Mestre era la cara visible de la junta directiva en el proyecto deportivo del club y uno de los responsables directos de la continuidad de Pep Segura al mando de la secretaría técnica. Una secretaría muy cuestionada, tras el nefasto rendimiento de los fichajes de invierno como Murillo y Boateng, por la que algunos directivos habían sondeado la posibilidad de cesar a Pep Segura. Asimismo, el posible retorno de Neymar ponía a su persona en entredicho ya que Mestre ha sido uno de los principales defensores de que el regreso de Neymar no es una posibilidad real desde que se marchó en 2017 tras pronunciar la mítica frase: "Neymar se queda al 200%".

Enfado y dimisión

Aun así, su nuevo cargo en el Gremio de Hoteleros, del que ya era vicepresidente, y el desgaste psicológico dentro de la directiva no han sido las únicas razones que han empujado a Jordi Mestre a dejar el cargo que ostentaba hasta hace unas horas. Las discrepancias provocadas en la junta por las decisiones que se tomaron en las últimas semanas, como la continuidad de Ernesto Valverde, y las que deben tomarse en las próximas, como la probable llegada de Griezmann y el posible fichaje de Neymar, también han contribuido a su dimisión.

Con los dirigentes azulgranas estudiando la posible reincorporación del brasileño --deportiva y económicamente-- y el posible cese de Pep Segura, a quien siempre ha defendido el empresario, otro de los motivos de peso han sido sus discrepancias continuas con Javier Bordas, otro de los directivos de mayor peso en la junta y un competidor directo en el sector de la hostelería en la capital catalana. 

Bartomeu y Mestre en el palco del Camp Nou / EFE

Bartomeu y Mestre en el palco del Camp Nou / EFE

"No se pueden ni ver" han asegurado fuentes cercanas a Culemanía. Por ello y ante las diferencias insalvables dentro de la junta, pese a la presencia de Bartomeu --quien siempre ha tenido en cuenta sus opiniones-- Mestre anunció su retirada a la junta a través de un WhatsApp. Fue una decisión meditada y que rondaba su cabeza desde hace tiempo, pero que se culminó con una llamada al presidente y un posterior mensaje al resto de la junta: "Mi dimisión es irrevocable. Adiós". 

Sin más explicaciones y con unas discrepancias evidentes ante las otras voces autorizadas, Mestre decidió abandonar el barco en el momento más importante del mercado: a principios de julio y con las operaciones más importantes a punto de definirse.

 
Hoy destacamos