Palco

Xavier Vilajoana en una imagen de archivo / EFE

Xavier Vilajoana en una imagen de archivo / EFE

Xavi Vilajoana sostiene su candidatura en La Masía

El exdirectivo con Josep María Bartomeu presenta un proyecto sin nombres importantes y sin grandes titulares

Víctor Malo @VMalo8

12.11.2020 13:16h Actualizado: 12.11.2020 15:25 h.

3 min

Xavier Vilajoana se presentó de manera oficial como precandidato a las elecciones del FC Barcelona este jueves 12 de enero. En una rueda de prensa telemática, el exdirectivo de la junta de Josep María Bartomeu mostró sus principales argumentos para optar a la presidencia del club, pero también mostró algunas debilidades que deberá entrenar de cara a una campaña electoral que se prevé dura y muy intensa.

El principal aval de Vilajoana es su trabajo en el fútbol formativo: “Peleé internamente para cambiar cosas y gracias a ello la situación con la cantera es la que es y no cómo era hace tres años. Mi obsesión era blindar el filial y el juvenil para aislarlos de las dinámicas cambiantes del primer equipo”. Y su anhelo es conseguir que al menos el 50% del primer equipo esté compuesto de jugadores hechos en la casa. Un primer equipo que seguiría entrenado por Ronald Koeman

Directivo en el club desde 2015, en seguida fue nombrado responsable del fútbol formativo. Ya en su último año, tras las dimisiones de Silvio Elías y María Teixidor, asumió las parcelas del Barça B y el Barça Femenino, donde también ha puesto su granito de arena para mejorar las dinámicas en sintonía con los respectivos entrenadores y responsables de dirección deportiva.

El área de metodología, gran activo

El área de metodología desarrollada por el mítico Paco Seirul·lo es uno de los principales legados de Bartomeu para La Masía, donde Vilajoana ha tenido una gran incidencia. Su carácter le llevó a chocar con Víctor Valdés porque se alejaba de los parámetros que desde el club pretendían imponerse a todos los equipos de las categorías de formación.

Xavier Vilajoana, candidato a la presidencia del Barça / XV

Xavier Vilajoana, candidato a la presidencia del Barça / XV 

El exidrectivo también ha mostrado su temperamento y pasión en las redes sociales, por el cual la Liga le abrió un expediente debido a un polémico tuit que hizo durante el último clásico. El motivo, el penalti que Hernández Hernández señaló en favor del Real Madrid por agarrón de Lenglet a Sergio Ramos. Una acción que marcó el partido y donde Vilajoana mostró su perfil de apasionado barcelonista.

Todos estos elementos, sumados a una larga trayectoria de 17 temporadas en el club como jugador –siendo capitán del primer equipo de fútbol sala– y un activo periplo institucional, participando activamente en distintas juntas directivas, también con Laporta, hacen de Vilajoana un perfil con cierta preparación. La gran pregunta es si ello es suficiente para asumir la presidencia del FC Barcelona en estos momentos tan delicados.

Nadie de la junta anterior

Si bien deberá combatir activamente la etiqueta de continuista que le quieren colgar, cosa que en estos momentos puede jugar en su contra, su objetivo pasa por no generar polémicas y sacar lo positivo de su etapa junto a Bartomeu, con quien mantiene una excelente relación. Pero, precisamente para evitar que lo relacionen con el continuismo, su decisión pasa por construir una candidatura que no cuente con nadie de la última junta directiva, como ya avanzó Culemanía hace más de un mes. 

Su equipo será nuevo, y cómo avisó el propio Xavi, no será de “grandes nombres”, sino de mucho trabajo, implicación y ambición. Por el momento, el único que se sabe que le acompañará es su hermano David Vilajoana, entrenador del Europa y exmiembro de la junta directiva que acompañó a Toni Freixa en las elecciones de 2015. Pero con eso no es suficiente para gobernar un club como el Barça. En estos meses que le quedan antes de las elecciones, Vilajoana debe dar un paso al frente y mostrar ante los medios la franqueza y valentía que le caracterizan.

Sin grandes titulares

En su presentación como precandidato no se mojó lo suficiente y dejó respuestas importantes en el tintero. La principal es que no dijo si quiere que Messi siga en el Barça. Más allá de la obviedad de que deberá hablar con él y analizar la situación, es indispensable que un aspirante a dirigir el club deje claras sus intenciones con respecto a Leo Messi, “el mejor futbolista de la historia”, como lo definió el propio Vilajoana. Una cosa es que lo pueda convencer, y otra muy diferente que deje clara su voluntad. Algo que se exigirá a todos los precandidatos.

Bartomeu y Messi mantienen un pulso con mascarilla / CULEMANIA

Bartomeu y Messi, dos nombres propios sobre los que no se moja Vilajoana / CULEMANIA

Tampoco quiso opinar sobre la gestión de Bartomeu y evitó hacer autocrítica sobre decisiones erróneas que se tomaron. Tan solo admitió que "lo primero que haría es abrir las ventanas, ventilar, que corra el aire". Del mismo modo, no valoró la intervención del expresidente en la rebaja salarial y tampoco explicó si cree necesaria o no esa rebaja salarial. La carrera acaba de empezar, pero será muy importante para su candidatura que Vilajoana se moje un poco más. En caso contrario, se expone a tener un papel del todo intrascendente.

Hoy destacamos