Universo Blaugrana

Una foto de Jeison Murillo en su primer entrenamiento con el Barça / FCB

Una foto de Jeison Murillo en su primer entrenamiento con el Barça / FCB

El agente de Valverde niega haber participado en el fichaje de Murillo

Iñaki Ibánez responde a Culemanía y niega su participación en el fichaje del colombiano pese a los rumores que apuntan fue una recomendación del agente

Claudia Granja @c_granjafranch

16.02.2019 14:23h Actualizado: 16.02.2019 14:25 h.

3 min

Jeison Murillo es el fichaje inexistente. Así lo confirman las estadísticas. Llegó para suplir la baja de Samuel Umtiti y ser el relevo de Gerard Piqué en los descansos del central catalán –que todavía no se han producido— pero, tras debutar ante el Levante en el Camp Nou en Copa del Rey, su protagonismo se ha visto reducido a cenizas. 

Este viernes, un renovado Ernesto Valverde volvió a dejarlo fuera de la convocatoria. Y ya son muchos los partidos en los que el fichaje colombiano se ha quedado en la grada. Una decisión que sorprende toda vez que, según apuntan distintas fuentes, el propio Valverde intervino de alguna forma en su fichaje. 

Según ha podido saber Culemanía, una persona de confianza de Valverde fue quien recomendó su incorporación. En concreto, Iñaki Ibañez Echeverria, mánager deportivo para la empresa Servicios Deportivos IDUB ubicada en Álava y agente de Ernesto Valverde. El vasco, según apuntan las mismas fuentes, tenía conocimiento total de la incómoda situación el colombiano en el Valencia y ofreció el jugador a Valverde, y posteriormente al Barça, como una opción asequible económicamente y deportivamente óptima.

Una recomendación nefasta

Algo que tras su presentación, en el Camp Nou el 27 de diciembre, todavía no se ha demostrado en el verde. Iñaki, cuestionado por Culemanía y su posible recomendación del fichaje ha sido tajante: “No, hoy en día las secretarías técnicas trabajan duro y no necesitan las recomendaciones de nadie”. Una respuesta que, con la pregunta reformulada y preguntado por su vinculación directa, ha negado definitivamente: “No tuve nada que ver, es una decisión del Barça”.

Esta versión que se contrapone a varias fuentes cercanas al técnico a las que ha tenido acceso este medio que aseguran que formó parte de las negociaciones y fue uno de los factores definitivos para llevar a cabo su incorporación. Su fichaje no estuvo exento de polémica. Desertado al banquillo del Valencia con Marcelino al mando –era el quinto central así como también es el suplente de Yerry Mina en el combinado nacional colombiano-- la necesidad de incorporarle fue muy cuestionada.

La competencia, de altísimo nivel

Con su contratación rubricada en un contrato y presentado ante la afición, su debut no se hizo esperar. Salió en el once inicial de Ernesto Valverde ante el Levante en Copa del Rey, un rival duro de roer, y pese a la remontada azulgrana su actuación no fue suficiente para cumplir con las expectativas de Ernesto Valverde. Algo que parece ser que, visto el nivel de la plantilla, tampoco ha mejorado en los entrenamientos. Incluso Jean-Clair Todibo ha cuajado mejor en un vestuario lleno de estrellas y no se descarta que pudiera debutar esta temporada visto su nivel físico y técnico.

Primer entrenamiento como azulgrana de Jean Clair Todibo / EFE

Primer entrenamiento como azulgrana de Jean Clair Todibo / EFE

Su futuro, fuera del Camp Nou

El escenario de Murillo es complicado. Con una opción de compra de 25 millones de euros, que previsiblemente no se efectuará, en Champions no se prevé que participe y en la Copa del Rey, con solo la vuelta de las semifinales y la final, en caso de llegar, tampoco. La Liga es la única carta que ostenta el cafetero, donde todavía no ha aparecido, y las oportunidades escasean vista la clasificación.

Jeison era uno de los nombres de la lista que conformó la secretaría técnica y quizás el menos convincente para el barcelonismo. Fue una apuesta como seguro de vida. 

El defensa Jeison Murillo el día de su presentación como jugador del Barça / EFE

El defensa Jeison Murillo el día de su presentación como jugador del Barça / EFE

Y es que vista la disponibilidad de Umtiti, que ahora ha regresado a los entrenamientos, pero en enero se desconocía el período que tardaría en recuperarse, así como la de Vermaelen, disponible y de baja sistemáticamente, Valverde exigió el fichaje de un central para evitar posibles lamentaciones futuras con solo Piqué y Lenglet disponibles.

En caso de lesión, Chumi todavía no estaba --ni está-- preparado para asumir una titularidad indiscutible en Liga y Champions y un recambio que conociera la competición y la categoría era fundamental. Una teoría que el propio Eric Abidal confirmó el día de su presentación: “Su llegada es importante por la necesidad que tenemos en la situación actual”.

Tras casi dos meses de azulgrana, Murillo mantiene ese rol. El de suplente eterno en un gran club por si las moscas. Fuera de quien fuera la idea, parece que no convence a Valverde y que los titulares mantendrán su estatus. 

 
Hoy destacamos