Universo Blaugrana

Busquets protesta a Gil Manzano la expulsión de Lenglet en el Barça - Girona/ EFE

Busquets protesta a Gil Manzano la expulsión de Lenglet en el Barça - Girona/ EFE

Alarma Barça: los árbitros ponen la cruz a los capos del vestuario

Los colegiados que han arbitrado el Barça en este inicio de temporada coinciden en un exceso de presión de los jugadores azulgrana impropio de un inicio de temporada

Claudia Granja @c_granjafranch

26.09.2018 13:16h

2 min

Los jugadores del Barça no se callan una y el primero es Leo Messi. El capitán azulgrana es consciente del nuevo papel que tiene que desarrollar a partir de ahora al mando y frente del equipo. Es el primer capitán y la voz de un equipo fuera y dentro de los terrenos de juego, y lo sabe. El argentino quiere aspirar a todo, está implicado con el equipo como siempre, pero además asume los galones que le corresponden como capitán y líder de un equipo ambicioso por ganar.

Su discurso de inauguración en el Camp Nou frente al Alavés fue una declaración de intenciones en toda regla y, de momento, Messi está cumpliendo. Juega, marca, asiste y reclama. A nivel de objetivos, el club prioriza la Liga, pero con el sueño de la Champions muy presente. Consideran que la llegada del VAR es beneficioso para la competición, especialmente para un equipo que se ha visto terriblemente perjudicado en las últimas temporadas por malas decisiones arbitrales. Frente al Valladolid salvó los tres puntos gracias a la tecnología del VAR, pero bajo la consideración de los jugadores no ocurrió lo mismo frente al Girona con la expulsión de Lenglet.

Gil Manzano muestra la tarjeta roja directa a Clement Lenglet en el Barça-Girona / EFE

Gil Manzano muestra la tarjeta roja directa a Clement Lenglet en el Barça-Girona / EFE

Esa ambición por ganar se ha traducido en estos primeros partidos en una presión constante hacia los colegiados por parte de los pesos pesados del vestuario. Busquets, Piqué, Jordi Alba, Suárez y obviamente Leo Messi como capitán han protestado ostensiblemente algunas jugadas polémicas en los partidos disputados. Una actitud en la que coinciden los cinco árbitros que han arbitrado al Barça en Liga en lo que va de temporada: Sánchez Martínez, De Burgos Bengoechea, Melero López, Del Cerro Grande y Gil Manzano.

Tensión impropia de un inicio de temporada

Tal y como ha podido saber este medio, estos cinco árbitros coinciden en un exceso de presión por parte de los jugadores azulgrana. A todos ellos les ha sorprendido el nivel de protestas de los jugadores del Barça. 

"Parece que estemos en la jornada 35 y jugándonos la Liga", ha dicho un árbitro textualmente. Y es que el Barça no quiere regalar ni un punto en ninguna competición, especialmente la Liga. Saben que la temporada es larga y que tener margen de error puede ser beneficioso para un equipo que deberá exprimirse hasta mayo en el campeonato doméstico y hacer lo propio en Europa

Compromiso total

Desde el club declinan hacer cualquier declaración al respecto y mantienen su discurso ajeno a las decisiones arbitrales. Aun así, el barcelonsimo valora positivamente el compromiso que los jugadores están demostrando con el equipo. Una prueba evidente de la competitividad y ambición permanente que se vive en un vestuario ganador. 

Sin embargo, el Barça tiene que ir con cuidado. No es bueno que los colegiados empiecen a sentirse perseguidos por los jugadores y esa situación se convierta en un rumor entre el cuerpo arbitral de la liga española. Deben medir sus protestas y recordar que ahora cuentan con el VAR, una herramienta que debería zanjar toda polémica, aunque de momento solo parece avivarla.

 
Hoy destacamos