Universo Blaugrana

Un foto de Leo Messi tras el Borussia Dortmund - Barça / EFE

Un foto de Leo Messi tras el Borussia Dortmund - Barça / EFE

Amargo debut de Messi con Griezmann

El astro argentino y el delantero francés compartieron sus primeros 30 minutos en el verde con intención pero sin éxito

Claudia Granja @c_granjafranch

18.09.2019 00:15h

2 min

El momento tan esperado llegó. Leo Messi regresó a los terrenos de juego en su primer paso hacia la conquista de la Champions League tras 44 días lesionado. Su aparición, tras sustituir a Ansu Fati en el minuto 60, supuso también sus primeros minutos junto a Antoine Griezmann en el verde y su amigo Luis Suárez. La MSG se estrenó en Dortmund, aunque se topó con el muro alemán.

El argentino debutó por primera vez esta temporada tras lesionarse en pretemporada --el 5 de agosto-- y lo hizo en una de las competiciones que más desea. En territorio hostil y en el momento en que su equipo más sufría. Un debut agridulce dado el empate, pero justo visto el juego de los azulgranas que ni la presencia del capitán pudo cambiar de rumbo. 

Media hora de juego para coger sensaciones, ritmo de partido y emplearse en defensa. Y es que el Barça acabó encerrado en campo propio. Leo dejó un par de carreras y pese a tener la última ocasión del encuentro, el bote del balón dio tiempo a una defensa que repelió su disparo a bocajarro. 

En busca de Griezmann

El capitán argentino saltó al campo dispuesto a cambiar el difícil rumbo que adquirió el encuentro, pero pese a que su calidad dejó a distintos rivales atrás, la falta de ritmo y físico impidieron al argentino marcar las diferencias. Buscó a Suárez en sus desmarques verticales y a Griezmann al espacio, pero no acabaron de encontrarse. 

Un foto de Leo Messi durante el Borussia Dortmund - Barça / EFE

Un foto de Leo Messi durante el Borussia Dortmund - Barça / EFE

También en la frontal combinaron, pero dos zurdos muy cerrados escorados a banda natural no dio sus frutos. Messi le buscó a la espalda de la defensa alemana, pero los intentos se quedaron en buenas intenciones. Su primera aparición desde que Griezmann llegara a la capital catalana y que evidenció que queda mucho trabajo por hacer. 

Dos desconocidos

Falta conocerse y activar los mecanismos ofensivos. Algo que tanto Ernesto Valverde como Antoine Greizmann reconocieron tras finalizar el encuentro. El técnico extremeño destacó la ausencia de rodaje de los tres futuros titulares juntos: "Necesitamos que los de arriba jueguen juntos" y Griezmann suscribió las palabras de su entrenador. 

"Obviamente es mi segundo mes desde que he llegado, tengo que acostumbrarme, entender los movimientos de Luis, de Leo, de Ousmane cuando esté, y ellos de los míos. Con el tiempo se mejorará. Ahora solo podemos trabajar" explicó. El francés se sacrificó en defensa y llegó a área propia para ayudar en la cobertura a Jordi Alba, pero el equipo necesita su talento ofensivo. 

Granada apunta a ser la nueva oportunidad del nuevo tridente, otra oportunidad para conocerse.

 

Hoy destacamos