Universo Blaugrana

Una foto de Dani Alves y Neymar, durante un partido del PSG / EP

Una foto de Dani Alves y Neymar, durante un partido del PSG / EP

¿Amor eterno al Barça? Alves presionó a Neymar para que fichara por el PSG

El entorno de Bartomeu asegura que el defensa brasileño fue clave en la marcha del delantero al club parisino

Lluís Regàs @LluisRegas

16.11.2021 00:29h

2 min

Dani Alves está encantado con su regreso al FC Barcelona. Sin equipo desde que acabó su contrato con el Sao Paulo, el defensa brasileño utilizará el club azulgrana para promocionarse con vistas al Mundial de Qatar. Hoy, Alves proclama su amor eterno al Barça, pero su salida del club en 2016 no fue muy elegante. Y, según un alto cargo de la entidad durante la presidencia de Bartomeu, el lateral presionó a Neymar en 2017 para que rompiera su compromiso con el Barcelona y fichara por el PSG.

Xavi Hernández está encantado con Alves, un futbolista con mucho carácter, intenso, competitivo. El brasileño puede ser la solución de emergencia para la banda derecha. El técnico quiere que Sergi Roberto vuelva al centro del campo y recela de Dest, muy productivo en ataque pero poco expeditivo en defensa.

El reto del Mundial

Alves, de 38 años, quiere disfrutar del fútbol de élite hasta el final. Ahora, su gran reto es el Mundial de 2022 y necesita ponerse en forma en el Barça, club con el que ganó 23 títulos. Entre ellos, seis Ligas, tres Champions, tres Mundiales de club y cuatro Copas del Rey.

Xavi siempre tuvo buena sintonía con Alves. También, Leo Messi. El lateral brasileño era el mejor socio del 10 en la banda derecha. Fichado por Laporta en 2008 a cambio de 35 millones de euros --hasta entonces jugaba en el Sevilla--, Alves no tuvo buena tanta complicidad con Sandro Rosell y, mucho menos, con Josep Maria Bartomeu.

Neymar Jr y Dani Alves en un partido /  EFE
Alves y Neymar, de espaldas, en un partido del PSG

Rescisión unilateral

La última renovación de Alves fue muy complicada. Hubo muchos reproches. En 2015 renovó con dos años, pero podía romper su relación de forma unilateral en 2016. Así lo hizo y cambió el Barça por la Juventus. Uno de los más afectados por su marcha fue Neymar, con quien el defensa tenía una relación muy estrecha.

La salida de Alves molestó a Bartomeu. En los despachos del Camp Nou se mostraron muy críticos y, en privado, directivos y ejecutivos cuestionaban la profesionalidad del brasileño cuando negociaba la renovación de su contrato. Aseguraban que no rendía al máximo de sus posibilidades porque no se sentía valorado.

Un año en Turín

En 2016, Alves se fue del Barça. Estuvo un año en Turín y en verano de 2017 fichó por el PSG. Durante ese año, en el Camp Nou aseguraban que el defensa estaba en permanente contacto con su compatriota. Hablaban casi cada día y, presuntamente, Alves convenció a Neymar para que rompiera con el Barça y aceptara la oferta del PSG, que abonó los 222 millones de su cláusula de rescisión. Todo se precipitó tras el sorprendente fichaje del lateral por el club francés.

Cuatro años y medio después de la salida de Neymar, rumbo a París, Alves vuelve al Barça, donde proclama su amor eterno al club y acepta ser el jugador peor pagado de la plantilla. Eso sí, con Laporta otra vez de presidente.

 
Hoy destacamos