Universo Blaugrana

Ousmane Dembelé celebrando su gol ante la Real Sociedad en Anoeta / FCB

Ousmane Dembelé celebrando su gol ante la Real Sociedad en Anoeta / FCB

El 'ancla' Dembelé contra las defensas adelantadas

Su peligrosidad reside en la velocidad que puede exprimir contra las presiones altas del rival buscando el espacio

Alba Cabrera

22.03.2021 12:47h Actualizado: 22.03.2021 14:27 h.

2 min

Ousmane Dembelé sigue siendo el antídoto en el que más confía Ronald Koeman contra la presión rival. El delantero francés del FC Barcelona se ha convertido en un jugador determinante en la ofensiva azulgrana esta temporada, cuando a principios de curso estuvo a punto de salir del club.

En la goleada del Barça ante la Real Sociedad en Anoeta (1-6), Dembelé se encontró con el premio del gol, después de que el VAR le anulara un tanto en una acción anterior. Pero lo más destacable del delantero francés es que rompió la defensa txurri-urdin como quiso. Ousmane consiguió profundidad para el Barcelona en el área rival, forzando incluso una amarilla para Zubimendi en el 9’.

Ousmane Dembelé intentando una 'chilena' ante la Real Sociedad en Anoeta / FCB

Ousmane Dembelé intentando una 'chilena' ante la Real Sociedad en Anoeta / FCB

Además, el galo también intervino en la jugada del 0-1. Su disparo inicial fue rechazado por Remiro y su compatriota Antoine Griezmann abrió la lata para el conjunto azulgrana en el 37’.

Más cómodo en el nuevo sistema

Uno de los jugadores del Barça más beneficiados por el nuevo sistema de 3-5-2 o 3-4-3 (en función del momento) es Ousmane Dembelé. Koeman deja a su delantera y sus mediocampistas con más libertad de movimiento para sorprender a la defensas rivales que presionan alto. Lo novedoso del dibujo es que ahora está explotando jugando por el centro y su velocidad es un arma muy valiosa para el equipo porque provoca un efecto ancla en los centrales, que deben estar muy pendientes de él, ya que si le dan mucho espacio y tienen que perseguirlo a la carrera tienen todas las de perder. Si Ter Stegen no encuentra pase corto a sus compañeros más cercanos, puede buscar al extremo galo en largo, al espacio. 

Dembelé es ambidiestro, por lo que también siente muy cómodo pudiendo jugar tanto en la banda derecha como en la izquierda, encontrado buenos disparos con las dos piernas, pero desde que está en el medio es todavía más letal. El Mosquito entiende así mejor el juego de su equipo y cuando consigue romper con balón la defensa rival, ya no sólo remata sino que es capaz de levantar la cabeza y buscar al hombre libre después de haber atraído y anclado a los centrales a su posición. Lo malo es cuando se encuentra con defensas muy cerradas atrás, donde le cuesta mucho más intervenir, cómo le ocurrió contra el Huesca

Ousmane Dembelé en Anoeta / FCB

Ousmane Dembelé en Anoeta / FCB

Esta virtud de Ousmane de poder jugar y disparar bien con ambas piernas lo convierte en un arma doblemente peligrosa para la delantera azulgrana. El galo se siente igual de cómodo disparando con la diestra o con la zurda. Le da igual, pues Dembelé ya ha encontrado su sitio en el Barça.

 
Hoy destacamos