Universo Blaugrana

EFE

EFE

Anfield II: la nueva desconexión escandalosa del Barça

Los culés cayeron eliminados de la Supercopa tras dejarse remontar por el Atlético

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

09.01.2020 23:53h

1 min

El Barça volvió a demostrar que es incapaz de aprender de sus errores. Ya pasó en Anfield, y ha vuelto a pasar esta noche en el King Abdullah Sports City Stadium de Yeda, en Arabia Saudí. Los culés cayeron ante el Atlético de Madrid en un partido loco y volvieron a dejar luces y muchas sombras

El conjunto azulgrana, comandado por un Messi estratosférico, volvió a dar muestras de un nivel excelso de juego, sobre todo ofensivo. Además, también demostraron orgullo y garra, al ser capaces de remontar el gol que anotó Koke en la primera acción de la segunda mitad. 

Messi, desolado tras caer ante el Atlético / EFE

Messi, desolado tras caer ante el Atlético / EFE

No obstante, cuando mejor estaba el equipo y cuando parecía que tenían la clasificación ya encarrilada, llegó de nuevo la desconexión del Barça de Valverde. La que pasó en Liverpool y también en Roma. 

La fragilidad defensiva les deja fuera

El Barça volvió a dejarse remontar un partido que tenía controlado. Con el gol de Griezmann en el minuto 62, llegaron los mejores momentos del conjunto culé. Incluso estuvo a punto de sentenciar el encuentro con un tercer gol que anotó Gerard Piqué, pero el VAR decidió anularlo por un fuera de juego previo de Arturo Vidal. 

En ese mismo momento, el videarbitraje dio vida al Atlético. Los colchoneros estaban prácticamente muertos. Pero el VAR y posteriormente la fragilidad defensiva azulgrana les resucitó. En solo cinco minutos los hombres del Cholo Simeone remontaron.

Los jugadores del Atlético celebrando el gol del empate a dos / EFE

Los jugadores del Atlético celebrando el gol del empate a dos / EFE 

Vitolo fue el primero que aprovechó los errores en defensa del Barça para plantarse solo ante Neto, y provocar un claro penalti que Morata no desperdició. Y momentos después, y en un error prácticamente calcado, fue Correa el que se quedo solo ante el brasileño y definió con una eficaz vaselina. 

Los culés volvieron a ser un equipo bipolar, protagonistas de muy buenos minutos y con un Messi increíble. Pero desaparecieron en los momentos clave, y se quedaron fuera de una competición que por derecho merecían estar en la final al haber ganado la Liga. 

 

Hoy destacamos