Universo Blaugrana

Los jugadores del Barça celebran un gol contra la Real Sociedad / EFE

Los jugadores del Barça celebran un gol contra la Real Sociedad / EFE

Anoeta vuelve a ser talismán para la recuperación del Barça

El estadio de la Real Sociedad ha dejado de ser un campo maldito para el Barça

22.03.2021 12:59h

2 min

Victoria imponente del FC Barcelona ante la Real Sociedad (1-6). El conjunto azulgrana completó el mejor partido en lo que va de temporada para conquistar Anoeta, ahora llamado Reale Arena. El triunfo mantiene a los culés a cuatro puntos del Atlético de Madrid y dos por encima del Real Madrid. Las diez últimas jornadas del campeonato prometen ser frenéticas.

A los de Koeman les costó romper la telaraña defensiva diseñada por Imanol Alguacil. Fueron incapaces de crear ocasiones de peligro. Hasta que apareció Messi. Un pase a Alba primero, que acabó con gol de Griezmann, y otro a Dest, sirvieron para desatascar el encuentro y poner el 0-2 en el marcador antes del descanso. Dest, Dembelé y el propio Leo, con dos goles, acabaron de destrozar a la Real en la segunda mitad.

El triunfo de este domingo confirma que Anoeta ha dejado de ser un estadio maldito para el Barça. De hecho, podría decirse que ha pasado a ser un feudo talismán para los azulgranas. No tanto por los resultados que han cosechado como por lo que han implicado (o pueden implicar) esos mismos resultados.

Talismán

El ejemplo más claro es el 1-6 de este domingo. Un triunfo que sirve para confirmar las buenas sensaciones y la firmeza del FC Barcelona para aspirar al título. Por la entidad del rival, la contundencia de la victoria y el momento de la temporada, no es exagerado decir que en Anoeta se vio al mejor Barça de todo el curso. La Real Sociedad, quinta en la tabla, no pudo frenar a los culés.

Ousmane Dembelé celebrando su gol ante la Real Sociedad en Anoeta / FCB

Ousmane Dembelé celebrando su gol ante la Real Sociedad en Anoeta / FCB

No es la primera vez que Anoeta sirve de punto de inflexión. En 2015, en la primera temporada de Luis Enrique, el Barça cayó por 1-0 y esa derrota desencadenó una crisis interna en el vestuario, además de deportiva e institucional. Messi y el técnico asturiano se enzarzaron por la suplencia del primero, Zubizarreta fue despedido y Bartomeu convocó elecciones para final de temporada.

Y a partir de allí, todo fue a mejor. El Barça fue una apisonadora a nivel de resultados y acabó ganando el triplete de forma muy imponente, destrozando a rivales de la talla de Bayern de Múnich y Juventus por el camino. A nivel institucional, la crisis se olvidó y Bartomeu venció en las urnas con un amplio margen sobre el actual presidente, Joan Laporta.

Se acabó la maldición

La de la temporada 2014/15 fue la penúltima derrota de los azulgranas en Anoeta. Un año después volvieron a caer por 1-0 y, desde entonces los resultados han mejorado: dos empates y tres victorias. Casualmente, o quizás no tanto, los dos años que el Barça ha ganado en Anoeta, se ha acabado llevando el título de Liga. ¿Lo logrará también este curso?

 
Hoy destacamos