Universo Blaugrana

Ansu Fati durante el encuentro ante el Athletic /FCB

Ansu Fati durante el encuentro ante el Athletic /FCB

Ansu Fati, el único cromo no repetido en el Barça

El joven jugador se ha ganado un puesto en el equipo, pero falta que Setién acabe de confiar en él

Guillem Andrés

24.06.2020 13:07h

2 min

El juego del Barça ya hace días que ha dejado de ser atractivo. Con Valverde el equipo se convirtió en apático y este fue uno de los motivos para su destitución. Setién, en su presentación, prometió que el equipo jugaría bien y mandó un mensaje esperanzador. Con el paso de los partidos, sin embargo, los azulgranas han vuelto a dejar mucho que desear.

La gran esperanza para los culés ahora se focaliza en los jugadores jóvenes. Contra el Athletic, Ansu Fati y Riqui Puig aportaron aire fresco mientras que el resto de la plantilla denotaba una cierta apatía. Su entrada revitalizó al equipo que encontró sus mejores oportunidades.

Por lo que refiere a Ansu, desde que debutó a inicios de temporada ya se vio que tenía algo distinto a los demás. El atrevimiento está en su ADN y aporta dinamismo al equipo. Asimismo también es atrevido de cara a portería y no se lo piensa dos veces sí ve una opción para marcar. Este martes remató un centro al área cuando acababa de entrar.

Ansu Fati durante un encuentro con el Barça /FCB

Además, el joven jugador destaca por ser un perfil que la plantilla no tiene. Seguramente el futbolista que más se le asemeja es Dembelé, pero ya hace tiempo que el francés no está disponible. Asimismo, Ansu también permite abrir el campo y permite encontrar más espacios, mientras que los demás jugadores tienen una tendencia más a ir a buscar el centro. A su vez, con su capacidad por el dribling también ofrece acciones beneficiosas.

Para hacerse un hueco en la plantilla, sin embargo, tiene que luchar contra la jerarquía que supone tener a Messi, Suárez y Griezmann. Por su rendimiento es evidente que se ha ganado que Setién confíe más en él.

Setién promete más oportunidades

Tras el último partido el clamor de la afición para dar más minutos a los jóvenes ha sido evidente. Setién se ha refugiado en las vacas sagradas, pero quienes han dado un toque distinto han sido Ansu Fati y Riqui Puig.

El mensaje del entrenador hasta el momento no había sido muy esperanzador. En distintas ruedas de prensa ha ido repitiendo como los jugadores del filial no le acababan de convencer para quitar del campo a aquellos que tienen una gran trayectoria. Este hecho sorprendió bastante viniendo de un técnico que siempre se ha declarado como un gran defensor del cruyffismo y que ha hecho planteamientos atrevidos en el pasado.

Riqui Puig, Eder Sanabria y Quique Setién en una imagen de archivo / FC Barcelona

Después del encuentro contra el Athletic, sin embargo, se denotó un pequeño cambio en el mensaje. "Veo a Riqui con un dinamismo que nos va a venir muy bien. Y Ansu la verdad que nos da mucho y nos va a venir muy bien. A base de hacer las cosas bien, como lo están haciendo, tendrán opciones de jugar más minutos y así podremos repartir esfuerzos y estar más frescos", declaró.

De este modo se espera que ambos adquieran un rol distinto del que han gozado hasta ahora y que puedan ser una opción real para salir de inicio en varios partidos. Asimismo, también hay la incógnita de qué sucederá con el playoff de ascenso del filial ya que hay que ver cuál es la decisión de los jugadores y del club sobre ellos. Éste se concentra entre el 18 y el 26 de julio en Málaga, justo en las fechas de la última jornada de liga.

 
Hoy destacamos