Universo Blaugrana

Leo Messi durante el partido frente al RCD Espanyol en Cornellà /FCB

Leo Messi durante el partido frente al RCD Espanyol en Cornellà /FCB

Un árbitro polémico para el derbi entre Barça y Espanyol

Munuera Montero se encargará de dirigir el encuentro en el Camp Nou

Cristina Balaguer

07.07.2020 11:22h Actualizado: 07.07.2020 12:02 h.

1 min

Las polémicas arbitrales están siendo protagonistas esta temporada y aunque esto ha sucedido más veces, parece que en esta ocasión los clubes están haciendo más públicas sus quejas. Mientras el Real Madrid se ha beneficiado de las decisiones de los colegiados y del VAR el FC Barcelona es uno de los cuatro equipos más perjudicados. 

El Barça perdió el liderazgo y a falta de cuatro jornadas y con cuatro puntos de desventaja se ve obligado a ganar y a esperar un error. En medio de esta situación complicada, los azulgranas reciben en el Camp Nou a uno de los equipos con quien existe una mayor rivalidad. El derbi entre Barça y RCD Espanyol será especialmente difícil esta vez. 

Solo vale ganar 

El Espanyol está contra las cuerdas, tanto que su única opción es ganar. El empate o la derrota no le valen, todo lo que no sea una victoria supondrá el descenso. Para el Barça, si quieren continuar manteniendo la menor distancia posible la única posibilidad es la misma: la victoria. Para mediar en esta lucha intensa sobre el campo, un hombre: José Luis Munuera Montero.

El andaluz ha sido elegido por el Comité Técnico de Arbitros para dirigir el encuentro y esto no favorece al Barça precisamente. Aunque el colegiado ya ha pitado un partido de los azulgranas que los catalanes terminaron ganando por 5-2 frente al RCD Mallorca, también es cierto que sus decisiones han sido muy discutidas. 

Desde que la Liga se reanudó, el colegiado fue protagonista del Madrid-Eibar cuando él dirigía el VAR y no se revisó un posible penalti de Casemiro a Kike García. Además el primer gol fue dado por bueno a pesar de que la acción podía partir de un fuera de juego de Karim Benzema. Munuera Montero consideró la posición legal. 

Más grave para el Barça fue lo que sucedió en Vigo. El andaluz fue el responsable del VAR en el encuentro entre Celta de Vigo y Barça. En la falta que supuso el empate a dos, una acción previa podría haberla invalidado, un piscinazo de Rafinha frente a Gerard Piqué. El balance con el Barça entre Liga y Copa es de ocho encuentros con siete victorias azulgranas y un empate. El balance es mejor que el del Espanyol que en nueve partidos con este colegiado ha conseguido una victoria, cuatro empates y cinco derrotas. 

 
Hoy destacamos