Universo Blaugrana

Araujo y Mingueza detrás de Joao Felix/ATM

Araujo y Mingueza detrás de Joao Felix/ATM

El Atlético aparta a un Barça tétrico de la lucha por la Liga

El Barça cae derrotado ante el Atlético de Madrid fruto de su descalabro defensivo

Aitor Rus @aitorus94

02.10.2021 23:00h Actualizado: 03.10.2021 11:40 h.

3 min

Barça tétrico en el Wanda Metropolitano. El equipo de Ronald Koeman fue hundido por un Atlético inmensamente superior en las dos áreas (2-0) que deja muy en entredicho las aspiraciones en Liga. Este Barça se empeña en dar la razon al "es lo que hay" de Piqué. Mediocre y sin capacidad para remontar el partido, se deshizo por culpa de una defensa endeble y descoordinada. Dio la sensación de no poder remontar aunque el partido hubiese durado 3 horas.

Dominio sin ocasiones

Arrancó el partido el Barça mandón. Nada que ver con lo que se vio durante la segunda parte del encuentro frente al Benfica. Los muchcachos de Koeman parecían haber escarmentado del desastre de Lisboa donde se encajó gol en el minuto 3.

Los azulgranas decidieron irse arriba a buscar a los rojiblancos con una línea de presión alta para recuperar el balón lo más cerca posible del área de Oblak. Koeman A través del 4-2-3-1 de Koeman, el Barcelona se adueñó del balón con Nico y Busquets como jefes en la sala de máquinas.

Sergio Busquets defiende a Joao Félix en el Wanda Metropolitano / EFE

Sergio Busquets defiende a Joao Félix en el Wanda Metropolitano / EF

El problema era que su posesión era inocua y no se traducía en ocasiones. Los laterales no profundizaban, Couitnho y Gavi no se lanzaban a buscar los espacios, Memphis solo contra el mundo y el jugador que mejor se desenvuelve en esa faceta, Frenkie De Jong, estaba demasiado escorado en la banda y estaba más alejado de la medular que es desde donde más daño hace.

 

Defensa desastrosa

No pasaba por apuros el Barcelona hasta que Joao Felix y Lemar detectaron el problema de los balugranas. El portugués y el holandés hallaron un agujero en la defensa del Barça entre Araujo y la espalda de Mingueza que no ajustaban las marcas y dejaban hacer y deshacer a los dos mediaputa colchoneros a su antojo. Hasta que en el minuto 23, Joao, indetectable para la defensa culé, descargó para Luis Suárez que asisitó a Lemar para definir en el mano a mano contra Ter Stegen. La discusión que se pudo ver entre Busquets y Piqué ilustró a la perfección el desastre en defensa.

Intentó responder el Barça y no derrumbarse. Coutinho disparó un balón llovido dentro del área que salió lamiendo el poste. Minutos después no De Jong no llegó por un taco a una asistencia de Memphis cuando solo tenía que embocar el balón a gol.

Memphis en el partido ante el ATM/FCBMemphis en el partido ante el ATM/FCB

A pesar de las intentonas azulgranas Araujo y Mingueza seguían sin poder arreglar la fuga que tenían en su sector defensivo. Cuando ya se atisbaba el descanso Joao volvió a sacar de su zona a Mingueza. Esta vez el portugués descargó para Lemar que intercambió los papeles del primer gol, asistiendo a Suárez que definió a placer antes Ter Stegen para herir casi de muerte al Barça al que pidió perdón cuando marcó su gol por su pasado azulgrana. Se marcharon los de Koeman a los vestuarios con el partido convertido en un Everest por culpa de un Atlético que, a diferencia del Barça, no disparó con fogueo.

Intento de reacción estéril

Intentó modificar algo Koeman para resucitar al equipo en el medio tiempo, decidió dar entrada a Sergi Roberto por Nico. El de Reus se situó un poco más avanzado que Busquets en el centro del campo. La tónica parecía la de la primera parte con una posesión estéril y un Atlético esperando para atacar los metros que la defensa culé dejaba a sus espaldas.

La suerte del Barça pudo cambiar cuando, en un buena jugada de Gavi tras robar un balón y una imponente cabalgada, el joven canterano dejó solo a Coutinho frente Oblak que disparó con potencia, pero sin colocación para que el portero esloveno le atajara el balón.

Gavi pelea un balón contra el ATM/ATM

Gavi pelea un balón contra el ATM/ATM

Siguió agitando el árbol Koeman, al que le quemaba el teléfono en el palco dando instrucciones a Schereuder que decidió dar carrete Ansu Fati en el minuto 64. El bisauguineano se situó como el delantero centro para que Memphis quedara atornillado en la banda para buscar desequilibrio. Parece Ansu decidido a no arrodillarse ante la mala situación que vive el club. EL canterano buscó y encaró constantemente a la defensa colchonera, pese a no llegar a generar ninguna ocasión clara.

Pese a la voluntariedad del equipo, el Barça no logró inquietar ni atormentar en demasía a Oblak. Con el paso de los minutos, los azulgrana se fueron desinflando ante un Atlético muy sólido que no permitió apenas rendijas por las que colarse a los de Koeman y que dio la sensación de no querer hacer más sangre. Finalizó un encuentro con un Barça con la sensación de incapacidad e ineptitud que le aleja de la pelea por guerras mayores. El Barça, en definitiva, quiso, pero no pudo.

 

 
Hoy destacamos