Universo Blaugrana

Una foto de los jugadores del Atlético de Madrid celebrando el gol de Correa al Valencia / EFE

Una foto de los jugadores del Atlético de Madrid celebrando el gol de Correa al Valencia / EFE

El Atlético gana al Valencia y aplaza el alirón del Barça al sábado

Los rojiblancos vencen con sufrimiento en el Wanda y tendrán que ganar al Valladolid el sábado y dejar la Liga en manos del Levante

Claudia Granja @c_granjafranch

24.04.2019 21:25h

2 min

El Barça podía ser campeón de Liga sin tan siquiera vestirse de corto, pero ni el Valencia supo hacerle el favor a los azulgranas, ni los rojiblancos se dejaron. Atlético de Madrid y Valencia se midieron en un choque vital para sus respectivos intereses. Por el lado ché intentar escalar posiciones en la tabla para acceder a puestos Champions y, por el lado local, mantener la Liga matemáticamente viva con tres jornadas por jugar.

Los hombres del Cholo Simeone golpearon primero con un tanto de Morata en el minuto ocho de partido. Conectados y decididos a no regalar nada a un Barça que ya se ve campeón, pero al que quieren obligar a ganar por su cuenta para cantar el alirón. Un tanto que dio confianza a los locales, pero que no apagó al Valencia. 

Los de Marcelino mantuvieron el guión, aumentaron la presión en la salida del balón y obtuvieron sus frutos. Varios errores cerca del área rojiblanca advirtieron a Oblak hasta que Santi Mina, le robó la cartera a la defensa, se deshizo de Godín con un sombrero y cedió a Gameiro que definió solo ante el esloveno. 

Lluvia de ocasiones

La misma lluvia que cayó en la capital todo el día, se transformó en una lluvia de ocasiones del partido. Con las tablas en el marcador, ambos conjuntos lo intentaron, pero sin fortuna. Si primero dominó el Atlético, el Valencia se rehizo tras el empate. Y si la primera parte fue un intercambio de golpes por facetas, la segunda se tornó en un intercambio de golpes por minutos. 

Griezmann volvió a colocar al Atlético por delante en el 49', pero las idas y venidas fueron constantes. Con el gol los del Cholo se vinieron arriba, pero ocurrió como en el primer tiempo. Y con el Atlético sin encontrar el premio a la insistencia, los valencianos supieron recoger ese ímpetu y proyectarlo en portería contraria. En una de las llegadas ché, Saúl cometió mano en el área que ratificó el VAR.  Parejo puso de nuevo el empate en el 79. Un tanto que volvió a enfriar al Wanda Metropolitano que vivió acongojado los últimos diez minutos del encuentro por la superioridad visitante. 

Una foto de Dani Parejo celebrando su gol ante el Atlético de Madrid / EFE

Una foto de Dani Parejo celebrando su gol ante el Atlético de Madrid / EFE

El festival goleador no se había acabado, pero la pegada que ha faltado a los rojiblancos durante gran parte de la temporada volvió en las botas de Correa. Golazo del delantero desde más de 25 metros al que Neto no pudo hacer nada y que dejó el marcador de nuevo a favor. 

Salvados por la campana

Con el Atlético por delante, el Valencia se mantuvo intratable. Buscó con ahinco el tercero de la noche pero se le acabó el tiempo. El Valencia pudo hacer campeón de Liga al Barça antes de tiempo, pero habrá que esperar. 

Los rojiblancos deberán vencer primero al Valladolid el sábado --juegan antes que el Barça-- para ceder toda la presión y motivación a los hombres de Ernesto Valverde. Oblak y Neto fueron los hombres de un partido que, de no ser por ellos, hubiera sido un auténtico festín de goles.

Doble advertencia para el Barça. El Atlético peleará hasta el final y el Valencia expuso una doble cara que alerta al Barça de cara a la final de Copa. 

 

Hoy destacamos