Universo Blaugrana

Pedri, en una acción ante el Bayern Múnich / FCB

Pedri, en una acción ante el Bayern Múnich / FCB

La baja de peso en un Bayern que no se juega nada

El conjunto alemán no podrá alinear en su once inicial a uno de los mejores futbolistas de la plantilla

Jonathan Mondéjar

07.12.2021 11:36h Actualizado: 07.12.2021 16:09 h.

1 min

El Barça encara la decisiva cita ante el Bayern de Munich con muchas dudas acerca del once que presentarán los bávaros mañana miércoles a las 21:00 en el Allianz Arena. Se trata de una final en toda regla para los de Xavi Hernández, que se librarán de lidiar con un hueso: Joshua Kimmich.

Una disputa de balón entre Kimmich y Frenkie de Jong / EFE

Una disputa de balón entre Kimmich y Frenkie de Jong / EFE

El motivo principal no es que sea físico o que cause baja por lesión. Simplemente Kimmich no se vestirá de corto ante su afición ya que sigue recuperándose de su positivo por coronavirus. El último test realizado no despeja dudas y obliga al futbolista a seguir guardando cuarentena.

El Bayern, líder pase lo que pase

Los de Julian Nagelsmann van a firmar una fase de grupos excelente. Incluso podría ser de matrícula de honor si bien derrotan al FC Barcelona en casa en el último partido de la liguilla. Sería la guinda del pastel.

Juegue Kimmich o no, el Bayern de Munich se erige como un gigante europeo capaz de demoler cualquier defensa. Serán líderes de grupo pase lo que pase. Por lo tanto, el choque ante el Barça es intrascendente. No hay nada en juego. Son la cara.

Xavi Hernández se dirige a sus futbolistas, en el entrenamiento del lunes / FCB

Xavi Hernández se dirige a sus futbolistas, en el entrenamiento del lunes / FCB

Los de Xavi Hernández son la cruz. No haber hecho los deberes cuando tocaba supone jugar con fuego. Ganar a un coloso como el Bayern de Munich es casi misión imposible. La alternativa sería esperar a que el Dinamo de Kiev arrancara un empate o una victoria ante el Benfica, el máximo rival azulgrana en la pelea por los octavos de final de la Champions. La suerte está echada. La Europa League, muy cerca.

 
Hoy destacamos