Universo Blaugrana

Setién en el entrenamiento del Barça / FCB

Setién en el entrenamiento del Barça / FCB

La bala en la recámara de Setién para el Barça en la Champions

El técnico sigue pendiente de la evolución de sus futbolistas para afrontar el gran reto de la temporada

Guillem Andrés

01.08.2020 17:42h

2 min

El Barça se encuentra a una semana de disputar la vuelta de los octavos de final de Champions contra el Nápoles. Los azulgranas intentarán defender el empate a uno de la ida, pero tendrán que mejorar sus prestaciones tras un tramo final de temporada muy decepcionante. Asimismo, el equipo va recuperando algunas piezas de jugadores lesionados. Si no hay ningún contratiempo Lenglet y Griezmann estarán a punto para el partido, mientras que aún hay dudas con Dembelé.

Este sábado el extremo ha completado la sesión de entrenamiento con el grupo. De este modo sigue avanzando en su recuperación aunque no es nada seguro que pueda estar a punto para el Nápoles o la fase final que se jugará en Lisboa.

Dembelé durante un entrenamiento /FCB

Por otra parte, una de las circunstancias a considerar en el club es el historial de lesiones del francés. Dembelé ha arrastrado bastantes recaídas. La última fue en febrero. El extremo sufrió una rotura del tendón proximal del bíceps femoral del muslo derecho justo cuando se recuperaba de su lesión anterior. Esta última le obligó a pasar por quirófano y se estimó un tiempo de baja de seis meses.

El término de este período finaliza precisamente ahora a inicios de agosto, por lo que médicamente podría estar a punto. Por el contrario, quizás el Barça prefiere no arriesgarse por tal de tenerlo recuperado para el siguiente curso o poderlo vender.

Un futuro incierto

El rendimiento de Dembelé en sus tres temporadas con el Barça ha sido irregular. Ha tenido grandes momentos de brillantez combinados con otros en los que su toma de decisiones no era buena. Asimismo las lesiones le han lastrado tener continuidad. Esta temporada, por ejemplo, solo ha podido disputar nueve partidos oficiales.

Ousmane Dembelé en un partido del Barça / EFE

Esta circunstancia provoca que en el club haya diversidad de opiniones sobre cuál debe ser su futuro. Por un lado se ve a un jugador con un gran potencial, pero por el otro también existen dudas sobre si podrá rendir a su máximo nivel.

Asimismo también hay que tener en cuenta la gran cantidad de jugadores jóvenes que tendrá el Barça en los extremos: Ansu Fati, Trincao, Pedri e incluso Lautaro en una posición más centrada. Otro detalle a analizar es el de su elevada ficha. Dembelé cobra 12 millones, por lo que su salida supondría un alivio para la masa salarial. Sin embargo, esto también provoca que sea complicado que otros clubes puedan permitirse pagarle una ficha tan elevada.

Todos estos elementos, por lo tanto, están encima de la mesa y en el Barça no se descarta su venta para recuperar parte de la inversión que se hizo por él.

 
Hoy destacamos