Universo Blaugrana

Una foto de archivo de Leo Messi mostrando uno de sus Balones de Oro al Camp Nou / EFE

Una foto de archivo de Leo Messi mostrando uno de sus Balones de Oro al Camp Nou / EFE

El Balón de Oro cae en picado sin Messi

El galardón de la revista 'France Football' pierde credibilidad y audiencia en ausencia del astro argentino

Redacción Culemanía

04.12.2018 11:16h

2 min

Luka Modric puso fin a una década de domino de Leo Messi y Cristiano Ronaldo en el Balón de Oro. El centrocampista croata se llevó el premio al mejor futbolista del año en una gala descafeinada, que tuvo mucho menos seguimiento del esperado.

La entrega del Balón de Oro 2018 fue un completo fiasco. Por repercusión mediática y por cómo se desarrolló. También jugó en contra el hecho de que se había filtrado días atrás que Modric sería el ganador. Con todo, la falta de glamour del croata se hizo evidente.

Modric salió beneficiado de la pugna francesa entre Griezmann y Mbappé, tercero y cuarto respectivamente, quienes se repartieron los votos, mientras que desde Madrid se hizo campaña en favor del croata, dejando completamente de lado a Cristiano Ronaldo, quien, pese a todo, fue el segundo más votado.

Luka Modric junto con Florentino Pérez en la entrega del Balón de Oro / EFE

Luka Modric junto con Florentino Pérez en la entrega del Balón de Oro / EFE

De este modo, Leo Messi quedó relegado a la quinta posición, algo que también se había filtrado. Fue el peor resultado del argentino desde 2006, ya que en los últimos 11 años siempre había estado en el podio. La ausencia del azulgrana se hizo notar.

Escándalo

No deja de llamar la atención que el considerado mejor futbolista del mundo, e incluso de la historia, por la gran mayoría del público ni siquiera se subiese al podio de un premio que, teóricamente, valora eso: al mejor.

La hipocresía alcanzó su momento álgido cuando hace un par de semanas la propia revista France Football publicó una encuesta en su página web para que los aficionados hicieran sus propias votaciones -sin ninguna incidencia sobre la votación final, eso sí-. Messi arrasó en dicha encuesta, pero curiosamente la revista la eliminó a las pocas horas. No podía permitirse ese resultado. Se hacía demasiado evidente la discordia entre el público y quienes otorgaban el galardón.

Pierde credibilidad

Ni Messi ni Cristiano Ronaldo --pese a ser segundo-- estuvieron presentes en la gala celebrada en el Grand Palais de París. Ambos habían dominado el galardón en la última década. De hecho, el último en ganarlo, además del argentino y el portugués, había sido Kaká en 2007.

La ausencia de ambos futbolistas, sin duda los máximos dominadores del fútbol mundial en la última década, motivó que la gala perdiera brillo. Carles Aleñá consideró que “pierde un poco de credibilidad que no esté Leo Messi”.

Aleñá ve "increíble" la ausencia de Messi entre los finalistas al Balón de Oro

La pasada temporada Messi ganó la Liga, la Copa y la Supercopa con el Barça. Fue protagonista en todos estos títulos y el conjunto azulgrana se impuso con manifiesta superioridad. Sin embargo, no pudo alzarse con la Champions y el argentino tampoco brilló en el Mundial, una cita clave para la resolución del galardón.

Los ganadores

Luka Modric brilló precisamente en la cita mundialista, pese a no alzarse con el trofeo. El centrocampista fue clave para que la modesta selección de Croacia consiguiera el subcampeonato, el mejor resultado de su historia. También pesó el hecho de que el Real Madrid conquistara la Champions por tercera temporada consecutiva.

Por otro lado, Mbappé se llevó el trofeo Kopa al mejor jugador menor de 21 años. El delantero de Francia y del PSG se convirtió en el segundo futbolista más joven en marcar en una final mundialista y el cuarto más joven en levantar el trofeo. Además, lo ganó todo en Francia con el PSG.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.